LAUSD inicia repartición de pruebas caseras de covid

El objetivo de los kits gratuitos es que los niños vuelvan a clase este martes en un ambiente seguro; repartirán más kits hoy sábado

Lizette Vázquez y sus hijas recogieron pruebas rápidas de covid-19. (Jacqueline García/La Opinión)
Lizette Vázquez y sus hijas recogieron pruebas rápidas de covid-19. (Jacqueline García/La Opinión)
Foto: (Jacqueline García/La Opinión) / Impremedia

Desde muy temprano este viernes, decenas de padres de familia llegaron a la escuela intermedia Johnnie L. Cochran Jr., en el área Mid City en Los Ángeles, para recibir cajas de pruebas rápidas caseras que buscan detectar o descartar la presencia de covid-19 en sus hijos.

Y es que se requiere que todos los estudiantes del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) muestren una prueba negativa de coronavirus antes de regresar a clases presenciales el próximo martes 11 de enero.

María Lemus llevaba cuatro pruebas, una para su nieto de 6 años del cual ella tiene custodia y tres más para otros de sus nietos.

“Yo ya le hice la prueba a mi niño de 6 años el lunes pero no me han llegado los resultados y dije: ‘Mejor voy a la escuela y ya así se la hago antes de que entre’”, platicó.

Lemus considera que esta opción está muy bien ya que permite que todos los niños tengan la oportunidad de hacerse la prueba y así redoblar esfuerzos para reducir los contagios por el virus.

“Mi niño no está vacunado, el miércoles yo me fui a poner el refuerzo [booster] y pregunté por él en el CVS, pero me dijeron que todavía no ofrecían para los niños de 5 a 11 años”, indicó. “A mí me preocupa que él está con más niños en el kínder”.

Aseguró que en cuanto tenga la oportunidad, llevará a que inmunicen al niño.

Lizette Vázquez, quien iba acompañada de sus dos hijas de 11 y 10 años, dijo que su mayor preocupación era por su hija menor, ya que presenta una discapacidad que la hace más vulnerable.

“De la más grande no me preocupo porque está bien [de salud] pero de la chica sí por su condición”, indicó.

Aunque diversas personas llegaron en su auto, esta mamá contó que le fue beneficioso tener la opción de ir a recoger la prueba a pie. Su otra opción, asegura, era ir a otra escuela que quedaba mucho más lejos.

Agregó que esto de las pruebas caseras para los chicos es buena ya que, “no hay pruebas [ni citas] disponibles en otros sitios”.

Por su parte, otra madre de familia, Verónica Catalán, llegó también para obtener una prueba para su hijo de 7 años.

“Se nos ha facilitado la ayuda para todos los estudiantes”, indicó. “Así es mas práctico y no tenemos que batallar yendo a otros lugares… Esperemos que los niños estén y se mantengan sanos”.

La orden de pruebas requeridas se da en un momento crítico, justo cuando el condado de Los Ángeles reportó elúltimo jueves su más alto número de contagios desde el inicio de la pandemia: 37,215 nuevos scasos positivos y 30 nuevas muertes por covid-19.

Sin embargo, los expertos aseguran que los vacunados y los que recibieron su refuerzo continúan protegidos de efectos graves de la enfermedad. Explican que las personas vacunadas y con el refuerzo tienen casi multiplicadas por cuatro, menos probabilidades de infectarse y 38 veces menos probabilidades de ser hospitalizadas que las que no están inmunizadas.

Con los adolescentes de 12 años o más, a quienes se les aprobó hace poco recibir un refuerzo, hay casi 3 millones de residentes en el condado de Los Ángeles que reúnen los requisitos para agregar esta capa de protección de importancia crítica, indica el Departamento de Salud Pública (DPH) del condado de Los Ángeles.

Barbara Ferrer, directora del DPH, dijo que con estas nuevas infecciones que van en los miles por día existen numerosos y nuevos desafíos.

“Muchos servicios están sobrecargados, ya que los trabajadores están enfermos o en cuarentena, las familias enfrentan grandes interrupciones al tratar de cuidar a los infectados o en cuarentena y para innumerables residentes, es difícil hacerse la prueba”, indicó.

“Se necesitará mucho esfuerzo para superar estas dificultades y tendremos que hacer todo lo posible para mantenernos a salvo”.

María Lemus recogió pruebas rápidas de covid-19 para sus nietos. (Jacqueline García/La Opinión)

Velando por la seguridad de los estudiantes

César Quezada, administrador comunitario para la sección de Mid City de Los Ángeles, dijo que hoy sábado —y posiblemente el domingo— se continuarán entregando las pruebas rápidas para detectar el covid-19 en los estudiantes del LAUSD.

“Todos los alumnos tienen que tener una prueba negativa de covid-19 antes de regresar a la escuela el martes”, dijo el administrador.

Las pruebas solamente son para los estudiantes y personal del LAUSD.

Padres de familia recogieron pruebas rápidas de covid-19. (Jacqueline García/La Opinión)

Quezada dijo que si un niño resulta positivo al covid-19, el distrito tiene un grupo de personas que llaman a las familias y dan instrucciones tales como saber el tiempo de espera para relacionarse con otros, si se tienen que aislar y por cuánto tiempo y cuál es el proceso para regresar a la escuela.

El administrador dijo que es prioridad del distrito verificar que los padres se aseguren de que sus hijos estén sanos para regresar a clases y así concentrarse en sus estudios.

“Lo que nos preocupa más es la seguridad y salud de los estudiantes”, aseguró.

Añadió que otro plan para este regreso a clases será continuar motivando a los padres a que vacunen a sus hijos.
Actualmente los niños mayores de 5 años califican para la vacuna y los mayores de 12 años ya califican para el refuerzo.

El LAUSD entregará pruebas caseras gratuitas de covid-19 hoy sábado de 8:00 a.m., a 4:00 p.m. Para encontrar información en español y un mapa interactivo y ver el lugar que está más cerca de tu casa visita: achieve.lausd.net/covid

También puedes llamar al 1(213) 443-1300 de lunes a viernes de 6am a 6pm.