Denuncian discriminación contra latinos en diseño de mapas en estados del sur

'El proceso fue manipulado y no refleja el crecimiento poblacional de las minorías'

Salen afectados los latinos y otras minorías en el diseño de distritos en los estados del sur.
Salen afectados los latinos y otras minorías en el diseño de distritos en los estados del sur.
Foto: Getty Images

El rediseño de distritos ha terminado en casi la mitad de los estados, pero el problema es que de acuerdo a expertos, el trazado de los mapas ha sido extremadamente manipulado de manera partidista y discriminatoria contra los votantes, latinos, afroamericanos y asiáticos y de las Islas del Pacífico.

De acuerdo a Michael Li del Brennan Center for Justice, esto es aún más grave en el sur del país donde las comunidades de color representan la mayor parte del crecimiento poblacional de la última década.

Durante la videoconferencia: “Cómo los mapas de redistribución de distritos en los estados del sur erosionan la democracia; reducen y desmantelan las oportunidades electorales para las comunidades minoritarias”, organizada por Ethnic Media Services, Mitchell Brown, abogado de la Southern Coalition for Social Justice, dijo que presentaron una demanda por discriminación contra los mapas de North Carolina y el proceso que se siguió al ignorar la información racial.

El problema es que al ignorar dónde viven los afroamericanos, los latinos y las comunidades asiáticas y de las islas del Pacífico, están ignorando la humanidad de las personas y a los votantes que viven allí; y están tratando de elegir candidatos dentro de un proceso potencialmente discriminatorio”.

Expuso que en North Carolina, la raza y la política están entrelazadas.

“Si miras donde están los afroamericanos, verás dónde están los votantes demócratas; y cuando ves los mapas, te hace pensar en una manipulación partidista porque hubo una destrucción de los distritos  y de la coalición de los votantes afroamericanos y de otras minorías”.

En muchos lugares no hubo acceso apropiado a las reuniones para dar testimonio público.(Archivo/Impremedia)

En conclusión, dijo que se están diseñando mapas extremadamente manipulados de manera partidista y discriminatoria contra los votantes, latinos, afroamericanos y asiáticos y de las Islas del Pacífico.

“Si miras el Censo 2020 en muchos estados del sur, las minorías crecieron exponencialmente, y por eso debían tener más poder en las legislaturas estatales”.

Sin embargo, señaló que la manera como estos distritos fueron trazados, diluye su poder y les otorga menos del que tenían antes del censo.

“Esto no permite a estas comunidades escoger a sus candidatos, y cuando eso no pasa, no pueden elegir gente que responda a sus necesidades, y les impide ser ciudadanos completos en el estado donde viven”.

Indicó que no es acerca del número de personas de las minorías en la legislatura, es acerca de candidatos de su elección, ni tampoco tienen el poder para construir una coalición y hacer una diferencia para responder a sus necesidades.

Deborah Chen, activista comunitaria con la OCA-Asian Pacific American Advocates en Texas, una de las organizaciones que ha demandado contra el rediseño, dijo que lo que terminó pasando, después de pedir oportunidades para ver las discusiones sobre los mapas y hacer comentarios públicos,  es que les avisaban un día o dos antes de celebrarse, y que las reuniones no podían ser virtuales.

“Y si eran virtuales no siempre podías participar, dependiendo de cuánta gente entrara. Y si podías hablar, te daban de un minuto a tres”.

A pesar del crecimiento poblacional de los latinos, no se ve reflejado en los nuevos mapas. (La Prensa)

Señaló que los mapas finales no reflejan que la mayoría del crecimiento de la población en Texas es de gente de color, latinos, afroamericanos y asiáticos. 

“Más del 50% del crecimiento de Texas fue de latinos”.

Dijo que el proceso de diseño de mapas no fue diferente de los pasados ciclos.

Fue manipulado, no fue justo y no refleja la actual demografía de la gente. Por eso terminaron en demandas. No fueron completamente transparentes y excluyeron a la gente basada en prejuicios raciales”.

Charles Mann,  activista de la Southern Coalition for Social Justice en South Carolina, dijo que los mapas para el Congreso y el Senado aún están bajo consideración, pero ya hay demandas contra la forma como los crearon y por la falta de consulta entre los demócratas.

Explicó que formaron comités locales de asesores del rediseño con una coalición de grupos de la comunidad, de la Iglesia, hispanos, asociaciones vecinales y a la Liga de Mujeres Votantes por condado, para preguntarles en particular cómo querían que su comunidad luciera después de la redistribución.

“Encontramos que alguna gente nunca había visto un mapa de distrito del Concejo, no sabían lo que era un distrito y ni conocían un mapa del distrito de la Junta Escolar”.

Por tanto, descubrieron que había que ponerlos juntos y educarlos en el tema para que puedan involucrarse con acciones. 

“Se dieron cuenta que tenían una gran voz y empezaron a preguntar sobre el proceso de participación pública en la redistribución”.

Agregó que ahora tienen gente que quiere ir y hablar en las juntas del Concilio, del condado o de la Junta Escolar.

El rediseño de distritos ya se decidió en la mitad del país. (archivo/La Opinión)

Sean Morales-Doyle, director en funciones del programa Democracy del Brennan Center for Justice, dijo que están en medio de una ola de leyes restrictivas del votante, algo relacionado cercanamente al rediseño a medida que las legislaturas estatales diseñan los mapas.

“En algunos estados, hemos visto la aprobación de leyes amplias del votante como nunca antes, y en otros estados, se han aprobado leyes restrictivas del voto como no había pasado”.

El Brennan Center for Justice ha identificado 19 estados que han aprobado 34 leyes restrictivas al acceso del derecho al voto en 2021. “Hay leyes destinadas a restringir el voto por correo, una tendencia que se dio después de las elecciones de 2020 cuando tuvimos un dramático incremento de la gente votando por correo”.

Concluyó diciendo que el Congreso necesita actuar y aprobar e l Acta John R. Lewis, pendiente en el Senado, para restaurar los derechos de los votantes e impedir que los mapas sean diseñados en una manera que discrimine a los votantes.