Ponen en venta en $85 millones la mansión de los asesinatos de Charles Manson en Beverly Hills

En 2007 el productor de televisión, Jeff Franklin, creador del programa de televisión Full House, compró la casa por $6 millones de dólares, pero le hizo muchas adecuaciones con el fin de que se convirtiera en un inmueble de lujo y exclusivo

En la casa que está en venta, en 1969 Charles Manson asesinó a varias personas.
En la casa que está en venta, en 1969 Charles Manson asesinó a varias personas.
Foto: EFE

La mansión de Beverly Hills donde ocurrieron los asesinatos de Charles Manson está disponible en el mercado inmobiliario. El costo del inmueble asciende a los $85 millones de dólares, ya que es un inmueble lleno de lujos y se encuentra en una gran ubicación.

La casa ha sido un lugar  que han ocupado diversas personalidades de la farándula por su comodidad y lujos. La propiedad cuenta con nueve habitaciones, 18 baños y tiene una gran vista panorámica a la ciudad de Los Ángeles.

Jeff Franklin, creador del programa de televisión Full House, es el propietario de la casa. En 2007, Franklin compró el inmueble por $6 millones de dólares, pero su valor se ha disparado considerablemente luego de los múltiples arreglos que le hizo.

Previo a que se pusiera a la venta, la casa se alquiló en $250,000 dólares por mes por todas las comodidades y lujos con los que cuenta. Por tal razón muchos artistas y personas famosas ocupaban ocasionalmente el inmueble como un lugar de esparcimiento y descanso.

Una de las razones del porqué Franklin puso a la venta la casa tiene que ver con el hecho de que desde el año pasado el productor se mudó a Miami para desarrollar nuevas actividades profesionales.

Cuando el productor adquirió el inmueble no se había concluido su construcción, por lo que el arquitecto Richard Landry fue el encargado de terminarla dándole un enfoque de modernidad y lujo, pero en especial, cambió por completo el concepto de la casa.

La casa original fue demolida luego de los asesinatos cometidos por Charles Manson en 1969 de la actriz Sharon Tate, la heredera del café Folger Abigail Folger, el estilista Jay Sebring y un amigo, el aspirante a escritor Wojciech Frykowski.

Landry le dio una nueva imagen a este espacio, haciendo de la casa un sinónimo de lujo extremo, ya que cuenta con una sala de cine, spa, gimnasio, peluquería, sala de billar y bar.

Además, los exteriores de la casa incluyen una piscina de 70 metros con tres cascadas, dos jacuzzis, un tobogán de agua de 35 pies, un bar en la piscina, una gruta privada, un estanque koi y un río lento. Por su fuera poco, hay un garaje subterráneo que puede albergar hasta 16 autos.

También te puede interesar: Las incógnitas que rodean los escabrosos crímenes de Sharon Tate y otras 6 personas por la secta liderada por Charles Manson