Soldado mexicano sepultado vivo como “castigo” muere asfixiado durante entrenamiento militar porque olvidaron desenterrarlo

Cinco militares mexicanos fueron enterrados vivos en el desierto de Mexicali como método de castigo durante un entrenamiento, pero olvidaron desenterrar a uno de ellos quien falleció

La CNDH dio a conocer el incidente ocurrido en el desierto de Mexicali, Baja California, donde el soldado fue sancionado con ese método de castigo durante un curso.
La CNDH dio a conocer el incidente ocurrido en el desierto de Mexicali, Baja California, donde el soldado fue sancionado con ese método de castigo durante un curso.
Foto: ALFREDO ESTRELLA / AFP / Getty Images

Un militar fue enterrado vivo como “método de castigo” comúnmente empleado y ordenado por un instructor durante un entrenamiento conducido por la Secretaría de Defensa, según denunció la Comisión de Derechos Humanos (CNDH).

La CNDH dio a conocer el incidente ocurrido en el desierto de Mexicali, Baja California, donde el soldado fue sancionado con ese método de castigo durante un curso.

El soldado falleció por asfixia luego de ser desenterrado.

Un denunciante envió un escrito denunciando el hecho ocurrido el 24 de noviembre de 2020 ante la CNDH, en donde ofreció información sobre las circunstancias que causaron la muerte del militar.

La necropsia, sin embargo, arrojó que el soldado había muerto por asfixia, razón por la cual se solicitó la intervención de la comisión en labores de investigación,

La CDNH reveló que el 24 de noviembre de 2020 se llevó a cabo un ejercicio de entrenamiento en el desierto con fuerzas especiales.

Mientras los militares cubrían unas excavaciones realizadas por ellos mismos, el oficial a cargo ordenó que la víctima ingresara al búnker número 8 a lo cual obedeció.

El instructor procedió a ordenar a otros cuatro elementos que ingresaran también al búnker excavado y fueron enterrados.

Incluso el superior caminó sobre la tierra que los cubría.

El resto de los oficiales presentes tomaron fotografías de lo que ocurría entre risas, en un tipo de práctica recurrente.

Cuatro de los soldados sepultados lograron salir del búnker auxiliados por los compañeros presentes, sin percatarse de que la víctima permanecía bajo tierra.

Uno de los militares enterrados se percató de que había perdido su cargador de celular, por lo que, al buscarlo dentro del búnker se encontró con la víctima que yacía inconsciente.

El soldado fue trasladado al hospital donde fue declarado muerto.

Las investigaciones de la CNDH evidencian que la víctima murió a causa de los actos y omisiones de sus superiores a cargo del entrenamiento.

Quedó en evidencia la falta de vigilancia respecto a las prácticas irregulares entre soldados y los “métodos de castigo”.

La CNDH emitió la recomendación 59VG/2022 al titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval González, derivada de las violaciones graves a derechos humanos por la privación de la vida en agravio del militar.

El órgano autónomo solicitó a la Sedena que se inscriba a las personas afectadas por estos hechos en el Registro Nacional de Víctimas, y que proceda a la inmediata reparación integral del daño ocasionado a las víctimas directas, que incluya una compensación justa y suficiente tomando en cuenta la gravedad de los hechos, además de que se les otorgue atención médica integral y psicológica permanente.

De la misma manera, se requiere que Sedena colabore ampliamente con el juzgado militar encargado del trámite de la carpeta de investigación en contra de los responsables de los hechos, considerando que hay datos o indicios que permiten advertir presuntas responsabilidades penales. La CNDH solicitó a la Fiscalía General de Justicia Militar de Investigación del Delito y Control de Procesos para el cumplimiento de la orden de aprehensión en contra de uno de los servidores públicos involucrados.

Leer más
* Conductor del camión donde hallaron 51 inmigrantes muertos de Texas estaba “muy drogado con metanfetamina”
* Asciende a 27 los mexicanos muertos en el tráiler abandonado en San Antonio, el chofer se quiso hacer pasar por una de las víctimas
* Hispano asesinado a machetazos por un compañero de cuarto que acababa de mudarse a su casa unas horas antes