El mexicano Juan Toscano-Anderson está ambicioso por hacer más historia en la NBA y con LeBron James y los Lakers sueña con otro campeonato

Para Juan Toscano-Anderson "es un orgullo representar a mexicanos en el nivel más alto de baloncesto" y ahora en la bella ciudad de Los Ángeles como nuevo jugador de Lakers, buscará seguir haciendo historia en la NBA teniendo al mismísimo LeBron James de aliado y guía

Juan Toscano-Anderson, el primer mexicano en ganar un título de la NBA.
Juan Toscano-Anderson, el primer mexicano en ganar un título de la NBA.
Foto: Alex Cruz / EFE

Juan Toscano-Anderson, el primer mexicano en ganar un título de la NBA, aseguró este martes que confía en ganar otro campeonato de la NBA, ahora con LeBron James y los LA Lakers.

“No importa cuántos puntos metas o tus zapatos, calcetines o con quién juegas, la cosa más importante es si vas a ganar campeonatos o no. Ahora voy a los Lakers a jugar con LeBron James y a ganar otro campeonato”

Toscano, de 29 años, se convirtió el 16 de junio en el primer mexicano en conseguir el trofeo Larry O’Brien, que se le otorga al campeón de la NBA, con los Golden State Warriors, que vencieron en las finales a los Boston Celtics por 4 partidos a 2.

En una clínica de baloncesto que aplicó en Ciudad de México a jóvenes jugadores.

A pesar de conseguir su logro, los Warriors, liderados por Stephen Curry, decidieron dejar libre al nacido en Oakland pero de fuertes raíces y nacionalidad mexicana; finalmente los Lakers vieron la oportunidad y se hicieron con su ficha.

El mexicano promedió la pasada temporada regular con los Warriors 4.1 puntos, 2.4 rebotes y 1.7 asistencias en 13.6 minutos por partido.

Su participación cayó en los ‘playoffs’, en los que dejó números de 0.8 puntos, 0.7 rebotes y 0.6 asistencias de media en 3.5 minutos por encuentro.

“Es un orgullo representar a mexicanos en el nivel más alto de baloncesto. Estoy emocionado de ir a Los Ángeles para estar con los Lakers, muy contento con mi contrato”, explicó Toscano-Anderson mientras se encontraba en una clínica de baloncesto que aplicó en Ciudad de México a jóvenes jugadores.

Lea también: