Familias no saben cómo harán para pagar por útiles escolares en el regreso a clases

La compra de material escolar representa el segundo gasto más grande del año

El costo de los útiles escolares ha subido mucho, lo que preocupa a los padres. (Shutterstock)
El costo de los útiles escolares ha subido mucho, lo que preocupa a los padres. (Shutterstock)
Foto: Shutterstock

Margarita Juli, una madre soltera que está sin trabajo debido a una caída que sufrió hace casi un año en la guardería donde laboraba, y que le costó perder cuatro dedos de su pie derecho, no sabe cómo le hará para pagar por los útiles escolares de su hijo Pierre, quien va a entrar al décimo grado de la secundaria.

“Debido a que apenas estoy en proceso de la residencia, no califico para recibir ayuda por discapacidad, y vivo de los cupones de alimentos y un poco de dinero del seguro social complementario, así que no tengo idea cómo haré para comprarle a mi hijo el material que necesita para iniciar el año escolar”.

Dijo que su hijo además necesita una computadora, que por lo menos estima tiene un valor de $500.

“Tiene una computadora de la escuela, pero le falla mucho. Necesita también ropa porque está creciendo demasiado”.

Y platicó que no poder trabajar y vivir endeudada con tres meses sin pagar la renta, la ha hecho entrar en depresión. 

blusas para niñas
Son muchos los gastos que les esperan a los padres con el regreso a clases. (Shutterstock)

El regreso a clases está a la vuelta de la esquina y los padres de bajos recursos como Margarita comienzan a angustiarse por la compra de útiles escolares ante la proximidad del año escolar, ya que debido a la inflación los precios de todo se han incrementado.

El problemas es que madres solteras como Margarita no tienen de dónde cortar o echar mano.

“Mi hijo Pierre entra a clases el 16 de agosto, y toda está carísimo. Es muy deprimente ir a la tienda, y ver que lo poco que tienes no te alcanza para nada”.

Un sondeo de la National Retail Federation  y de la Prosper Insights & Analytics reveló que un tercio de los consumidores planean cortar gastos para pagar el costo de los cuadernos, lápices y otros materiales escolares para sus hijos que asisten del kinder al grado 12 y al Colegio.

“Las familias consideran que los artículos para el regreso a la escuela y la universidad son esenciales, y están tomando todas las medidas posibles, incluida la reducción de gastos y las ofertas en las tiendas; o adquiriendo artículos sin marca, para contar con lo que necesitan para el próximo año escolar”, dijo el presidente y director de NRF, Matthew Shay. 

Agregó que la temporada de regreso a la escuela se encuentra entre los eventos de compras más importantes tanto para los consumidores como para los minoristas, solo superada por la temporada de vacaciones de invierno.

El gasto de regreso a la escuela ha aumentado dramáticamente desde el inicio de la pandemia, ya que las familias se adaptaron a los cambios del aprendizaje virtual e híbrido.

En comparación con 2019, se espera que los padres gasten $168 más en promedio, por niño en la escuela.

El regreso al colegio es uno de los gastos más fuertes de los padres durante al año. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Gastos para la universidad

Se espera que el gasto total de regreso a la universidad alcance casi $74 mil millones, por encima del récord del año pasado de  $71 mil millones, el más alto en la historia, de acuerdo a la encuesta. 

Los estudiantes universitarios y sus familias anticipan gastar un promedio de $1,199 en artículos universitarios, en comparación con el récord del año pasado de $1,200.

Desde 2019, el gasto total esperado en el regreso a la universidad ha aumentado en $19 mil millones y los consumidores están gastando $223 más en promedio que antes de la pandemia.

Casi la mitad de este aumento proviene del gasto en electrónicos y muebles para dormitorios o apartamentos.

La mayoría (68%) de los encuestados dijeron que han visto precios más altos en los artículos escolares.

Aunque muchos padres ya comenzaron a comprar material escolar, la gran mayoría (85%) de las familias que regresan a la escuela y la universidad indicaron en la encuesta que les queda al menos la mitad de sus compras. 

Las principales razones para no tener ya todo listo se debe a que aún no saben lo que necesitan y están esperando mejores ofertas.

“Estamos viendo cambios reales en la forma en que las personas compran y gastan en artículos para el regreso a clases desde antes de la pandemia. Como resultado, los minoristas también están cambiando al traer inventario antes y extender las ofertas de regreso a clase”, dijo el vicepresidente ejecutivo de estrategia de Prosper Insights, Phil Rist.

En comparación con sus hábitos previos a la pandemia, los compradores de regreso a la escuela y la universidad planean concentrar sus compras en un solo lugar en lugar de hacerlas en múltiples destinos. 

Los cinco principales destinos de compras para el regreso a clases son en línea (50%), tiendas departamentales (45%), minoristas de descuento (40%), tiendas de ropa (37%) y tiendas de electrónica (28%). 

La encuesta incluyó a 7830 consumidores, se realizó del 30 de junio al 7 de julio y tiene un margen de error de más o menos 1,1 puntos porcentuales.

Pequeños salen con sus zapatos , listos para ir a la escuela. (Jorge Macias/La Opinión)

Familias de bajos recursos

La organización no lucrativa Operation Warm estima que esta temporada de compras de regreso a clases será una de las más caras de los años recientes, debido a una inflación que no se veía desde 1981.

“Todos estamos viendo un aumento de precio en medio del efecto colateral económico de covid, problemas en la cadena de abasto, constantes incrementos en la gasolina, que han impactado a los consumidores en todas las áreas, incluyendo el presupuesto para regresar a la escuela”, dijeron en un comunicado.

Los materiales para la escuela incluyen mochilas, carpetas, cuadernos, y sin contar la ropa.

La tasa de pobreza infantil en Los Ángeles es de 19.5% con más de dos millones de niños que viven en hogares pobres.