Las tasas hipotecarias caen del 5% por primera vez en tres meses en EE.UU. y enfrían aún más el mercado inmobiliario

El mercado inmobiliario dio esta semana otra señal de que algo está cambiando, luego de la confirmación de que las tasas hipotecarias a 30 años cayeron del 5%, por primera vez desde abril pasado, de acuerdo con mediciones de Freddie Mac

Las tasas hipotecarias cayeron por segunda semana consecutiva; sin embargo, siguen muy lejos del 2.77% registrado en agosto de 2021.
Las tasas hipotecarias cayeron por segunda semana consecutiva; sin embargo, siguen muy lejos del 2.77% registrado en agosto de 2021.
Foto: Shutterstock

Las tasas hipotecarias dieron una nueva señal de que el mercado inmobiliario en los Estados Unidos se está enfriando, al caer, por primera vez en los últimos tres meses, del 5%.

De acuerdo con el reporte semanal de Freddie Mac, las tasas para las hipotecas fijas a 30 años se promediaron en 4.99%, con lo que se quedaron apenas por debajo del techo del 5% rebasado en semanas anteriores.

Aunque las tasas hipotecarias sumaron su segunda semana consecutiva a la baja, el indicador aún está muy por encima del 2.77% que se registró en esta misma semana, pero en 2021.

Este año, las tasas hipotecarias se dispararon casi hasta el 6% tras varios meses en 2020 y 2021, en los que permanecieron en mínimos récord, lo que alimentó la demanda de vivienda.

Sin embargo, en junio pasado, las tasas hipotecarias para los plazos de 30 años alcanzaron su máximo de 5.81%, para mediados de ese mes; por lo que los analistas ahora se cuestionan si esto será una tendencia o es parte de una nueva etapa de volatilidad del mercado de vivienda en el país.

Las tasas hipotecarias se mantuvieron volátiles debido al tira y afloja entre las presiones inflacionarias y una clara desaceleración del crecimiento económico”, explicó el economista jefe de Freddie Mac, Sam Khater.

Para Khater, las tasas hipotecarias se mantendrán en un momento de inestabilidad que las llevará a semanas en las que parezcan más altas y otras con caídas como las vistas en los últimos 15 días.

En este sentido también se pronunció el gerente de Investigación Económica de Realtor.com, Goerge Ratiu, quien, además, consideró el contexto de los últimos días en los que hubo reportes de indicadores económicos que disiparon, en cierta medida, los temores de una desaceleración económica.

“Sin una dirección clara, los mercados están limitando las tasas hipotecarias para que se muevan dentro de un rango más estrecho, ya que el fuerte impulso alcista se ha moderado”, expuso Ratiu en un reporte de CNN.

En medio de este entorno, la demanda de los compradores también se ha desplomado, pues, aunque las tasas bajan y los precios pueden dar un ligero respiro, ambos indicadores inmobiliarios siguen estando fuera de la capacidad de pago de los consumidores.

La crisis sigue alimentando la falta de asequibilidad

La falta de asequibilidad se encuentra en el corazón de la crisis de la vivienda en los Estados Unidos, pues, aunque algunos indicadores clave han comenzado a enfriarse, la capacidad de pago de los compradores sigue limitada.

En este escenario, la inflación histórica, que en junio pasado llegó a 9.1%, tiene un rol fundamental, pues al elevar los precios reduce la cantidad de dinero que las familias pueden destinar para pagar una hipoteca.

Esto ha tenido ya un reflejo en el comportamiento del mercado inmobiliario, pues en las últimas semanas, las ventas de casas, tanto existentes como nuevas, ha comenzado a caer, ante la retirada de los compradores, lo que está enfriando la demanda.

Aunque la caída de la demanda enfría un poco los precios y el número de viviendas es mayor en el mercado, como se ha especificado, el valor de la vivienda sigue dejando fuera de juego a muchos compradores, pues no existe vivienda asequible disponible.

Hace un año, los compradores que daban una entrada del 20%, calculado en promedio de $390,000 dólares, tenían un pago mensual de $1,277 dólares, con una tasa de 2.77%, de acuerdo con Freddie Mac.

Ahora, una persona que compre una vivienda con un precio similar tendrá que pagar una mensualidad de $1,673 dólares, casi $400 dólares más, con una tasa hipotecaria de 4.99%.

De acuerdo con Ratiu, estas alzas no solo alejan a los compradores, sino que podrían también estar alejando a los vendedores del mercado, que perciben que han perdido la oportunidad de deshacerse de sus viviendas al mejor precio posible.

También te puede interesar:
Por qué la crisis de la vivienda está en el centro de la inflación histórica en EE.UU.
Por qué el mercado inmobiliario de EE.UU. estaría a punto de colapsar
Si vas a comprar una casa por primera vez en EE.UU., ¿te conviene esperar?