La Opinión recomienda: Sí a la Proposición 62, No a la 66

Las dos medidas buscan cambios en la pena de muerte: la Prop. 66 acelerar las ejecuciones, la Prop. 62 acabar con ellas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

La Opinión recomienda: Sí a la Proposición 62, No a la 66
En los últimos años las ejecuciones en EEUU han disminuido (Foto: BBC)
Foto: BBC

En la elección del 8 de noviembre los votantes podrán anular la pena de muerte en California – votando por la Proposición 62 – o por el contrario, acelerar y fortalecer su implementación, con la Proposición 66.

Ambas proposiciones se contradicen mutuamente. Solo una puede implementarse. Si ambas ganan, se pondrá en efecto la que logre más votos.

¿Qué es la Proposición 62? Haz clic e infórmate.

La pena de muerte es ilegal en 20 estados del país. La Proposición 62 le dará fin en California, reemplazándola con cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional.

La Proposición 66, por el contrario, reducirá el tiempo máximo permitido para procedimientos y todos los desafíos legales a la pena de muerte a un máximo de cinco años, además de otras reformas destinadas a facilitar las ejecuciones.

Los gobiernos, o las sociedades establecidas no deben moralmente bajar al nivel de los criminales. Rechazar que se mate y afirmar que la vida es inviolable no puede condicionarse. Este principio debe aplicarse para todos, incluyendo a los peores criminales.

Además, la condena a la pena de muerte se aplica de manera desproporcionada a personas de bajos ingresos y a las minorías raciales, reflejando así la discriminación y la injusticia social. En los hechos es una herramienta de sojuzgación social.

¿Qué es la Proposición 66? Haz clic e infórmate.

La Proposición 62 eliminará esta injusticia.

Por más que se reduzca la posibilidad de un error, éste siempre es posible y el gobierno legalmente puede matar a una persona que sea inocente.

Adicionalmente, numerosas evidencias y estudios contradicen el argumento de que la pena capital tiene poder disuasivo o preventivo de futuros crímenes.

La gran mayoría de los criminólogos creen que los gobiernos apoyan la pena de muerte para distraer la atención de las verdaderas soluciones al crimen.

La ejecución de los criminales es una promesa vacía de justicia para los familiares de las víctimas.

Según ambas propuestas, los condenados trabajarán para indemnizar a las familias de sus víctimas. Es decir, que lejos de proteger a los peores criminales – al no matarlos – la Proposición 62 los hará realmente pagar por sus crímenes por el resto de sus vidas.

Apoyan la Proposición 62 y se oponen a la 66 la congresista Loretta Sánchez, el senador Bernie Sanders, el vicegobernador Gavin Newsom, la asambleísta Cristina García, el expresidente Jimmy Carter; Antonio Villaraigosa, quien escribió los argumentos oficiales contra la Proposición 66; Dolores Huerta, el arzobispo de Los Ángeles José Gómez, MALDEF y organizaciones religiosas de todos los credos.

Se oponen a la 62 y apoyan la 66 los exgobernadores Pete Wilson y George Deukmejian, decenas de asociaciones de Sheriffs, bomberos y policía; y la Asociación de Fiscales de Distrito de California, entre ellos Jackie Lacey (y su antecesor Steve Cooley) y Tony Rackauckus, del condado de Los Ángeles y de Orange respectivamente.

¡Vota sí por la Proposición 62! ¡Vota no a la Proposición 66!

¡No a la pena de muerte!

Te recomendamos