Negocios hispanos ayudarán a indocumentados en Arizona

Una coalición recaudará fondos en Tucson para que soñadores puedan solicitar la acción diferida.

Negocios hispanos ayudarán a indocumentados en Arizona
El presidente de la Coalición de Negocios del Sur en el sur de Tucson, Benjamín Galaz.
Foto: EFE / María León

Tucson .- Una coalición de negocios hispanos en Tucson se ha unido para recaudar fondos para los jóvenes indocumentados que desean solicitar la acción diferida, pero no lo han hecho por falta de recursos económicos.

“Nosotros consideramos que es muy importante apoyar a nuestra juventud, son el futuro de esta ciudad, de nuestra comunidad y es muy importante que ellos continúen estudiando, se graduen y puedan legalizar su estatus migratorio en este país”, dijo Benjamín Galaz, presidente de la Coalición de Negocios del Sur (SSBC por sus siglas en ingles) en el sur de Tucson.

Actualmente 70 negocios forman parte del grupo y han unido fuerzas para llevar a cabo un primer evento este fin de semana que lleva el nombre de “Realizando Sueños”, en el que planean recaudar fondos para apoyar a los jóvenes indocumentados que necesitan dinero para enviar la aplicación para la acción diferida.

“Muchos de estos jóvenes son parte de nuestra misma comunidad, son hispanos que necesitan de nuestro apoyo”, enfatizó Galaz.

Agregó que uno de los principales objetivos de la coalición de negocios hispanos es identificar las necesidades de la comunidad para desarrollar estrategias de ayuda.

Darío Andrade, quien representa al grupo Jóvenes Indocumentados en Acción, dijo que actualmente uno de los principales obstáculos que afrontan muchos jóvenes indocumentados para poder aplicar a la acción diferida es la falta de dinero.

“Es muy bueno que los negocios hispanos se unan para ayudar a los jóvenes, es una ayuda que se necesita porque los estudiantes que califican para este programa no tienen los casi 500 dólares que necesitan para aplicar, es difícil para ellos recaudar esta cantidad, sobre todo, si sus padres trabajan y ellos también para ayudar a la familia”, dijo Andrade.

Esta situación se complica aún más para familias que tienen más de un “soñador”, añadió.

La acción diferida es un programa federal anunciado por la administración Obama que otorga un permiso de trabajo temporal de dos años a jóvenes indocumentados que llegaron a los EE.UU antes de cumplir los 16 años.

“Hay muchas familias que aún desconocen los pasos que deben de seguir para que sus jóvenes apliquen a la acción diferida y eso es algo que queremos cambiar”, dijo Claudia Arévalo, una abogada quien brindará ayuda a “soñadores’, durante el evento organizado por la coalición de negocios hispanos.

Indicó que algunos jóvenes siguen teniendo desconfianza del sistema y de dar algún tipo de información en su aplicación que temen pudiera poner en peligro la situación de sus padres u otros familiares.

“Debemos recalcar que los padres no tienen nada que temer cuando sus hijos aplican a la acción diferida”, aseguró la abogada, quien añadió que otros se encuentran “esperando” para ver cuál será el resultado de las próximas elecciones presidenciales del mes de noviembre, ya que temen que si hay un cambio de administración el programa podría darse por terminado.

“Hay mucha confusión, dudas, es algo que tenemos que trabajar muy duro para aclarar y terminar con estos miedos”, dijo Arévalo.

La abogada aseguró que inclusive la falta de recursos económicos no debe de ser tampoco un obstáculo ya que existen ayudas disponibles.