Estadounidenses preocupados por el flu, no lo previenen

Más estadounidenses se sienten inquietos por el avance del virus de la influenza, pero pocos toman acciones para detener su propagación
Estadounidenses preocupados por el flu, no lo previenen
El virus que produce la influenza es muy contagioso. Se pude esparcir fácilmente de persona a persona mediante la tos y estornudos.
Foto: Archivo

Justo a tiempo cuando se celebra la Semana Nacional de la Vacunación contra la Influenza, una encuesta nacional reveló que los adultos estadounidenses están más preocupados por el virus de la gripe este año en comparación con la temporada 2012-2013.

Sin embargo, a pesar de tener más temor, pocos han tomado acciones para detener la propagación de la enfermedad.

El sondeo, realizado por la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas (NFID), encontró que el 41% de los encuestados se pone la vacuna anual contra la influenza (mejor conocida como ‘flu’), sólo después que el virus ha llegado a su comunidad o vecindario. Por otro lado, sólo el 32% de los que se enferman, se ponen en contacto con un médico a pesar de saber que la gripe es tratable.

“Es alentador que los individuos están prestando más atención al flu este año. Sin embargo, la gente necesita saber que la influenza estacional es una grave amenaza para la salud pública”, dijo Susan J. Rehm, MD, director médico del NFID, que realizó la encuesta como parte de una campaña para recordar que la influenza es prevenible y tratable.

Este año, según informaron las autoridades de salud, debido a una mutación del virus, la vacuna para prevenir el flu será menos efectiva que en épocas anteriores. Esto significa que el brote de la enfermedad podría ser más severo, con más hospitalizaciones y muertes.

Sin embargo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), siguen recomendando la vacuna como la opción más eficaz para no enfermarse de forma grave.

Los CDC explican que, aunque la cepa H3N2 se ha mutado y no está cubierta por la vacuna, es posible que aunque la persona contraiga el flu, su enfermedad no sea tan severa si se ha vacunado.

Ello debido a que la inmunización abarca varias cepas del virus, incluyendo el H1N1 y una o dos cepas de la influenza B, que también están circulando actualmente.

Se estima que cada año, entre el 5 al 20% de la población de Estados Unidos contrae la influenza y más de 200,000 son hospitalizados por complicaciones relacionadas con la enfermedad.

Aunque los que están en mayor riesgo son los niños y ancianos, el año pasado el virus afectó más a los adultos jóvenes y de mediana edad. Según los CDC, las personas entre los 18 y 64 años representaron el 61% de todas las hospitalizaciones relacionadas con el flu.

Según estimaciones oficiales, la influenza causa entre 20 a 30 mil fallecimientos cada año, lo que la ubica como la quinta causa de muerte en el país.

Los expertos aseguran que el virus que produce la enfermedad es muy contagioso y no se debe confundir con el resfriado común, que suele ser menos grave.

El virus del flu se pude esparcir fácilmente de persona a persona de diferentes maneras. Pero lo más común es que se transmita mediante la tos y los estornudos, cuando gotas microscópicas del virus en el aire entra al cuerpo de una persona saludable por las membranas mucosas de los ojos, nariz y la boca.

Por ello, una de las recomendaciones para prevenir el virus es mantenerse alejado de las personas que padecen la gripe y permanecer en lugares ventilados y con calefacción. También se recomienda lavarse las manos frecuentemente.

Sin embargo, las autoridades de salud insisten en que lo único que trabaja efectivamente para prevenir el virus es la vacuna.

LEE TAMBIÉN: Hispanos no se vacunan contra el flu

La época en que se dan más casos de influenza es entre enero y febrero porque las temperaturas invernales hacen al virus más activo.

Por ello, diciembre sigue siendo un buen tiempo para colocarse la vacuna, la cual se tarda entre una a dos semanas para crear los anticuerpos que protegen contra las cepas de la gripe.

Si usted ya tiene el flu, debe visitar un médico para que le recete medicinas antivirales que le podrían ayudar a acortar la duración de la enfermedad si se toman dentro de las primeras 48 horas desde que aparecen los síntomas

nfid.orgcdc.gov

  • Los mayores de 65 años.
  • Niños y adolescentes de 6 meses a 18 años.
  • Niños de seis meses o mayores que tengan trastornos respiratorios.
  • Mujeres embarazadas.
  • Pacientes que sufren de males cardiovasculares y pulmonares crónicos, y enfermedades como la diabetes, disfunción renal, anemia, asma y los que tengan VIH o Sida.
  • Residentes en asilos de ancianos, enfermerías y centros de cuidado de salud.
  • Las autoridades de salud aseguran que lo único que trabaja efectivamente para prevenir el virus es la vacuna.
  • 200 mil personas son hospitalizadas cada año en EEUU por el virus de la influenza.
  • 30 mil personas mueren cada año por complicaciones relacionadas al flu.
  • Este año, debido a una mutación del virus, la vacuna para prevenir el flu será menos efectiva. Esto significa que el brote de la enfermedad podría ser más severo.