Kevin de León a Trump: ‘Nosotros no construimos muros, los tumbamos’

El líder hispano del Senado da un discurso en el primer día de la convención demócrata en la que enumera los logros legislativos para los trabajadores alcanzados en California
Kevin de León a Trump: ‘Nosotros no construimos muros, los tumbamos’
El senador estatal Kevin de León logró convertir a California en un estado "santuario".
Foto: TANNEN MAURY / EFE

Kevin De León, el primer latino en ser presidente del Senado de California en más de 130 años, le mandó un mensaje al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, durante su participación en el primer día de  la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia.

Nosotros no construímos muros, los tumbamos”, dijo De León.

El hispano, hijo de una madre soltera con tercer año de educación, dijo que está con Hillary Clinton porque ha pasado su vida en la pelea por familias como la suya.

Pero también habló de las oportunidades que se han abierto en California para las familias de los trabajadores que no tienen el privilegio de haber nacido con un apellido de linaje o han recibido una herencia.

“Los demócratas en California hemos abierto el camino para aumentar el salario mínimo, ampliar el cuidado de salud, establecido nuestra propia Acta de Sueños para mantener a las familias juntas y la universidad accesible, y hemos creado 500,000 empleos de energía limpia a través de leyes por el medio ambiente”, dijo De León.

Hizo ver que este avance sin precedentes en cada área han convertido a California en la sexta economía del mundo.

Pero destacó que cuando se elija a Hillary Clinton como la próxima presidenta, el progreso de California será el de todo Estados Unidos.

Sus argumentos fueron: cuando los demócratas gobiernan, cada uno tiene la oportunidad de tener éxito.

Y se fue contra Trump: “No es gritando retórica xenofóbica, grandilocuente en los micrófonos sino tomando pasos valientes con propósito e intencionalidad, e implementando políticas que enciendan la innovación y no dejen a nadie rezagado, es como mejoramos la condición humana”.

Remarcó que los demócratas no alienan, aíslan, excluyen o satanizan.

No fabricamos el miedo. Eso es un señal de debilidad’, enfatizó.

Hizo ver que ellos buscan resolver la desigualdad, empoderar a los olvidados e ignorados, y ampliar el círculo interno para todos, independientemente de quién es la persona o de dónde viene, del idioma que hable o del color de la piel.

Nosotros peleamos por un pago justo e igualitario para las mujeres porque sabemos que nuestra economía funciona mejor cuando todos trabajamos juntos. Somos demócratas y más importante, somos estadounidenses”, clamó.