Universidad en San Diego pagará $10,000 a exalumno que fue acusado de agresión sexual

Francisco Sousa también exigió una disculpa por parte de SDSU
Universidad en San Diego pagará $10,000 a exalumno que fue acusado de agresión sexual
Francisco Sousa ahora realiza una licenciatura en ciencias empresariales en otra universidad ubicada en Los Ángeles.
Foto: Screengrab Cortesía de Fox5

La Universidad Estatal de California, en San Diego, ha accedido a pagar $10 mil dólares y tomar los pasos necesarios para conciliar una demanda de un antiguo estudiante que dijo haber sido suspendido y falsamente acusado de agresión sexual.

Francisco Sousa, de Portugal, tenía 20 años cuando fue estudiante de intercambio en la Universidad Estatal de California, en San Diego (SDSU, por sus siglas en inglés). El 9 de diciembre de 2014, Sousa fue detenido por la policía de SDSU bajo cargos de agredir sexualmente y atrapar a una mujer cerca del recinto universitario.

Ese semestre se registraron casi 12 casos de agresión sexual en SDSU. Además, en ese entonces, una ahora retractada nota de Rolling Stone  había desencadenado una conversación nacional, tanto como alarma, acerca del abuso sexual en las universidades.

Sousa negó todas las acusaciones en su contra y los cargos fueron retirados en enero 2015. Sin embargo, SDSU no levantó el castigo de suspensión.

Sousa levantó una demanda en contra de SDSU en abril de ese año, exigiendo acceso a las acusaciones en su contra, las cuales su abogado creía se podrían utilizar para expulsarlo de la universidad.

SDSU levantó la suspensión en contra de Sousa en septiembre, y Sousa subsiguientemente levantó una demanda contra la universidad por daños económicos. También pidió una disculpa por parte de SDSU por haber difundido un correo electrónico a toda la universidad, informando a todos de que fue detenido.

Además de la indemnización monetaria, SDSU accedió a cambiar el acta de detención de Sousa, así como proporcionar capacitación adicional a los empleados encargados de investigar denuncias de agresión sexual.

Domenic Lombardo, el abogado que representó a Sousa en su primera demanda, dijo que se exigió mayor capacitación para prevenir que otros sean erróneamente acusados.

“Si van a identificar a un agresor”, dijo Lombardo en entrevista con Los Angeles Times, “tienen que hacerlo de forma medida, considerada y metódica”.

La noticia de la detención de Sousa se reportó en medios por todo Estados Unidos y Europa, y afecto es el estado emocional de su familia. Incluso, Sousa temía no poder conseguir empleo al recibirse, por lo cual decidió luchar por limpiar su nombre.

En entrevista con Los Angeles Times, Sousa dijo que él espera que el resultado del juicio proteja a otros de falsas acusaciones, sin desanimar a las verdaderas víctimas a presentar denuncias.


NOTAS RELACIONADAS