Messi hace doblete en triunfo del Barcelona, tras ser exonerado por la FIFA

"La Pulga" fue pieza clave en el triunfo 4-1 del conjunto blaugrana sobre el Villarreal
Messi hace doblete en triunfo del Barcelona, tras ser exonerado por la FIFA
Messi celebra uno de sus goles con Neymar
Foto: EFE

El Barcelona mantiene firme su sueño de reeditar el título de Liga después de ganar al Villarreal en el Camp Nou (4-1), en una nueva exhibición de su tridente ofensivo, que se repartió los goles y en el que este sábado brilló especialmente el brasileño Neymar da Silva.

Empezó mandando el Barça, pero sin inquietar la meta de Andrés Fernández, bien arropado atrás por la zaga visitante. Fueron unos primeros veinte minutos de tanteo en los que los azulgranas dominaban el juego posicional, pero les faltaba una marcha más para crear peligro.

No salía el Villarreal a hacer daño y al choque le costó arrancar en esos minutos iniciales, hasta que, en la primera contra de todo el duelo, en la primera combinación de la MSN, el Barcelona logró marcar el primero.

Fue una conducción por la derecha de Luis Suárez, que hizo un cambio de juego para enviarle el balón a Messi cuando éste entraba en el área. El argentino, algo escorado, probó a tirar colocado con la zurda, pero su remate fallido pegó en Mario y acabó en las botas de Neymar que, en posición dudosa, batía por raso el meta visitante.

El gol despertó al tridente y por extensión al Barça, pero también al Villarreal, que había entrado con excesiva timidez en el choque. Poco a poco, el conjunto castellonense empezó a combinar entre líneas y a merodear la portería defendida por Ter Stegen.

Messi pudo hacer el segundo a la media hora, pero cruzó demasiado su disparo. Y, en la jugada siguiente, llegaría el empate de los de Fran Esribá.

Soldado sorprendía a la defensa local, adelantada prácticamente hasta el mediocampo, con un pase al espacio a Bakambu, que aprovechaba que Sergi Roberto tiraba mal la línea de fuera de fuego para fundir en carrera a Piqué y batir en el mano a mano a Ter Stegen.

A partir de ahí, el partido se rompió. El propio Piqué y Soldado cabeceaban solos en el segundo palo, pero no encontraban portería, y Neymar estropeaba una gran jugada personal cruzando demasiado su remate, como minutos antes lo había hecho Messi.

Parecía que la primera parte acabaría en un justo empate, pero entonces apareció el ‘crack’ de Rosario para fabricar el 2-1, en la última jugada antes del descanso.

Tras una de sus conducciones con la zurda, Messi se sacaba un disparo desde la frontal que rebotaba en la zaga visitante y sorprendía a Andrés Fernández.

El tanto del conjunto catalán pareció caer como un mazazo para el Villarreal, al que le costó volverle a coger el pulso al partido tras la reanudación.

De nuevo los primeros minutos fueron para el Barça, con un Neymar estelar que hacía lo que quería con Mario por banda izquierda. En una combinación con Messi casi llegaría el tercero, pero Andrés Fernández sacaba una mano para desviar el remate el argentino.

Pero el meta del Villarreal nada podría hacer poco después en el tercero, un jugadón por la derecha de Suárez, que en el minuto 68, se internaba en el área, rompía la cintura de Álvaro y fusilaba para el 3-1.

Los visitantes prácticamente no se habían acercado a Ter Stegen en la segunda mitad -solo en sendos disparos lejanos muy desviados de Rodrigo y Jonathan Soriano- pero casi recortan distancias en una jugada que salvó Piqué cuando Bakambu ya había superado a Ter Stegen.

Hasta que volvió a aparecer Neymar, en otro enorme alarde técnico para remontar la línea de fondo con un sombrero a Mario y centrar para Suárez, cuyo remate impactaba en el brazo de Jaume Costa.

El árbitro señalaba penalti y Messi, en plena carrera por la Bota de Oro, cerraba la cuenta de los azulgranas marcándolo al estilo ‘Panenka’. Otro día más en la oficina de Leo, Luis y Ney para mantener vivo al Barça en la Liga.