Dos aseguradoras extranjeras se enriquecen por medio de sistema de fianzas en EEUU

Cada año se emiten $14 mil millones en bonos de fianza
Dos aseguradoras extranjeras se enriquecen por medio de sistema de fianzas en EEUU
Los legisladores a favor de la reforma sostienen que el actual sistema de fianzas perpetúa inequidades raciales y económicas.
Foto: Archivo / La Opinión

El jueves, la organización Color of Change y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) publicaron un informe que sostiene que el sistema de fianzas del país está enriqueciendo a enormes aseguradoras que dejan endeudadas a comunidades empobrecidas.

El informe sale a la luz mientras que el condado de Los Ángeles, quien tiene el sistema judicial local más grande de California, emprende un examen exhaustivo de su sistema de fianzas.

Cuando una persona es acusada formalmente de un delito y el juez establece su libertad bajo fianza, la familia del preso que no cuenta con el dinero requerido suele acudir a un sitio que proporciona bonos de fianza.

Estos sitios cobran 10 por ciento de la fianza, que en California tiene un promedio de $50,000. Las personas que no tengan miles de dólares a mano pueden optar por hacer pagos mensuales. Después, aunque la persona sea declarada inocente o se retiren los cargos, ese 10 por ciento no es reembolsado, y la mayoría de ese dinero termina en manos de las aseguradoras.

Las dos aseguradoras más grandes son Tokio Marine, con sede en Japón, y Fairfax Financial, con sede en Canadá. Estas y nueve otras aseguradoras financian la mayoría de los bonos de fianza en Estados Unidos, los cuales suman $14 mil millones cada año.

Según el informe realizado por Color of Change y la ACLU, estas aseguradoras asumen muy pocos riesgos, ya que ponen la responsabilidad en manos de los agentes locales.

Las cortes no siempre imponían fianzas de altas cantidades. De hecho, hace un par de décadas, la mayoría de personas arrestadas bajo cargos penales eran puestas en libertad sin tener que pagar nada.

Las aseguradoras han alegado que ellas proporcionan un servicio importante al público y que, de otra manera, la gente detenida quedaría en la cárcel. El informe de Color of Change y la ACLU, sin embargo, indica que las aseguradoras abogaron a favor de leyes que requieren fianzas cuando se presentan altos índices delictivos, cosa que los legisladores decidieron respaldar.

Pero el sistema de fianzas en California pronto podría cambiar. Actualmente, la cámara legislativa está contemplando un proyecto de ley propuesto por el demócrata Robert Hertzberg de Van Nuys. De ser implementado, el detenido que no represente una amenaza a la sociedad ni riesgo de fuga no quedará preso simplemente por no poder pagar su fianza.


NOTAS RELACIONADAS