Esta leyenda del boxeo mexicano ingresó al Salón de la Fama del Boxeo Internacional

El púgil nacido en Iztacalco, Ciudad de México, fue inducido junto a Evander Holyfield y Johnny “Mi Vida Loca” Tapia
Sigue a La Opinión en Facebook
Esta leyenda del boxeo mexicano ingresó al Salón de la Fama del Boxeo Internacional
Marco Antonio Barrera celebra su victoria ante Paulie Ayala en el Home Depot Center en 2004.
Foto: Steve Grayson / WireImage / Getty Images

Marco Antonio Barrera ya era uno de los mejores campeones del mundo mexicanos de su tiempo y su impresionante trilogía contra Erik Morales estaba en curso cuando se enfrentó el 7 de abril de 2001 al invicto peleador británico Naseem Hamed en Las Vegas.

Esa noche, el originario de la Ciudad de México se aseguró de que todos los aficionados al boxeo en el mundo supieran quién era Marco Antonio Barrera.

Barrera se unió el domingo a los legendarios Evander Holyfield y Johnny “Mi Vida Loca” Tapia como parte de la generación 2017 del Salón de la Fama del Boxeo Internacional con sede en Canastota, Nueva York.

Barrera, quien en su carrera tuvo un récord de 67-7 (44 KOs), ya tiene su placa en Canastota, donde ya se encontraban los también mexicanos Miguel Canto, Julio César Chávez, Pipino Cuevas, Humberto “Chiquita” González, Ricardo “Finito” López, Rubén Olivares, Carlos Palomino, Lupe Pintor, Vicente Saldívar, Salvador Sánchez, Daniel Zaragoza y Carlos Zárate como miembros de la era moderna del recinto.

“Muchas felicidades a mi compañero y amigo por su inducción al Salón de la Fama… eso y más mereces… se te quiere”, escribió en sus redes sociales Chávez, quien al igual que Barrera es parte del equipo de comentaristas de la televisora TV Azteca.

La placa de Barrera está justo debajo de las de Óscar de la Hoya y “Tito” Trinidad.

Holyfield (44-10, 29 KOs) fue uno de los más talentosos pesos grandes de su tiempo. Sólo él ganó cuatro veces la corona de los completos.“Esta cosa del Salón de la Fama se debe a la ayuda que recibí de parte de alguien”, dijo Holyfield en su discurso. “Mi madre no me iba a dejar que me rindiera”.

Tapia (59-5-2, 30 KOs), de Albuquerque, Nuevo Mexico, se dio a notar por su estilo aguerrido en el ring al margen de una vida a exceso de velocidad. Fue un sólido campeón en tres divisiones. Desgraciadamente murió en 2012 a la edad de 45 años.