“Es muy importante que no haya más deportaciones”, asegura el arzobispo José Gomez

El arzobispo José Gomez ofició por sexto año una misa por todas las personas inmigrantes en LA
Sigue a La Opinión en Facebook
“Es muy importante que no haya más deportaciones”, asegura el arzobispo José Gomez
José Gómez, arzobispo de Los Ángeles
Foto: Getty Images

“Es muy importante que no haya más deportaciones, que se suspendan hasta que se tenga un sistema migratoria adecuado a las necesidades actuales”, solicitó el arzobispo de Los Ángeles, José Gomez, en una entrevista exclusiva con La Opinión este domingo, momentos antes de que se celebrase, por sexto año consecutivo, una misa por todas las personas inmigrantes en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles, a la que acudieron unas 33,000 personas.

“Los obispos de los EEUU promovemos que haya un sistema en el que las personas se puedan mover respetando su dignidad y la unidad de las familias. La doctrina de la Iglesia está de acuerdo en que los países tiene derecho a proteger sus fronteras, pero siempre se tiene que respetar la dignidad de la persona y la unidad de la familia, que es la base fundamental de la sociedad”, explicó Gomez.

“Las deportaciones están destrozando las familias porque se llevan al papá o se llevan a los dos, y los niños se quedan sin padres, es una tragedia”, aseguró el prelado.

En relación a la llegada de Donald Trump a la presidencia, Gomez no cree que exista una diferencia tan notable respecto a la anterior administración de Obama, que “deportó a casi tres millones de personas“. “La única diferencia es que ahora la reforma migratoria es más urgente por esas órdenes ejecutivas que han traído tanta confusión y  miedo a tantas personas”, manifestó.

“Los inmigrantes somos una parte muy importante de este país. La historia de este país es una historia de inmigrantes y estamos colaborando activamente en mejorar los EEUU. Todos pertenecemos aquí y esperamos una reforma migratoria cuanto antes”, finalizó Gomez, quien sugiere como ejemplo que se dé visas de trabajo a los trabajadores del campo y del sector servicios, y que se mantengan a quienes están en el programa DACA.

“Algo razonable, pero que se haga algo”, reclamó.