Fanáticos angelinos viven con los Dodgers en la piel

Expresan su amor por el equipo angelino con vistosos tatuajes
Fanáticos angelinos viven con los Dodgers en la piel
Fernando Mayorga lleva el estadio de Dodgers en su espalda.
Foto: Alejandro Cano

Tras la llegada de los Dodgers de Los Ángeles a la Serie Mundial después de 29 años de ausencia, la fiebre azul ha contagiado a chicos y grandes y mientras la mayoría de los aficionados demuestran su apoyo portando las playeras y banderines, algunos han decidido preservar el momento histórico con tinta por debajo de la piel.

Emocionado por la hazaña y para demostrar su lealtad, Noé Guijosa, de 24 años y residente de Pomona, decidió conmemorar el suceso tatuándose el clásico logotipo de los Dodgers, en letras azules y con una pelota rumbo al firmamento, en el brazo derecho.

“Este es nuestro año. Seremos campeones“, comentó confiado Guijosa, quien dejó espacio en su brazo para futuros tatuajes en honor al equipo angelino.

Antes, los Dodgers deberán derrotar a un poderoso equipo, los Astros de Houston, quienes vencieron en siete juegos a los Yankees de Nueva York para llegar a la gran cita.

Fernando Mayorga, de 30 años y residente de Ontario, confía en el poderío del equipo angelino.

Si ganan me tatuaré el trofeo de la Serie Mundial en la espalda“, dijo emocionado.

Mayorga, seguidor de los Dodgers desde niño y aficionado a los deportes, lleva desde hace tres años en la espalda un tatuaje gigante que honra a los equipos de beisbol, baloncesto y futbol americano con sede en Los Ángeles.

En su espalda lleva plasmado el estado de California y en él los estadios de los Dodgers, el Staples Center, y el estadio en donde jugaban los Chargers de San Diego, ahora en Los Ángeles.

“Siempre he sido aficionado de los Dodgers, desde chico mi papá me llevaba al estadio y siempre me gustó el deporte. Amo a los Dodgers, el beisbol es mi pasión y decidí demostrar mi lealtad con ese tatuaje. Ahora con los Dodgers en la Serie Mundial pues es algo especial, confío en que ganaremos, pero no debemos confiarnos tanto”, advirtió Mayorga.

Tatuador oficial

Tanto Guijosa como Mayorga confiaron en la destreza artística de José Guijosa, dueño de Killer Tatoos en la ciudad de Pomona, y quien se ha colocado como el tatuador oficial de emblemas y logotipos de los Dodgers en la región. Guijosa, residente de Fontana, dijo a La Opinión que uno de sus tatuajes favoritos es el que lleva Mayorga en la espalda debido a la enorme cantidad de detalle.

“Se pueden apreciar las gradas, los árboles, los pabellones, la iluminación y hasta las pizarras“, dijo Guijosa, oriundo de Michoacán, México. “Me encantaría poder tatuar el trofeo de campeones, sería genial”.

Guijosa dijo que desde que los Dodgers se coronaron campeones de la Liga Nacional, su negocio ha registrado un aumento en personas que desean conmemorar la hazaña con un tatuaje.

Tatuador profesional desde hace nueve años, Guijosa ha tatuado elaboradas figuras en diferentes partes del cuerpo, por ejemplo en la cabeza de su amigo José Romero, tatuó el estadio de los Dodgers, mientras que en la espalda de Fernando Martínez tatuó no sólo el estadio sino también el tren y los rascacielos de Los Ángeles.

En su negocio ubicado en Pomona, Guijosa muestra su amor hacia el equipo angelino con una vitrina llena de artículos memorables, incluyendo figurines de beisbolistas, cascos de beisbol, pelotas autografiadas y hasta una réplica de un anillo de la Serie Mundial obtenida por los Dodgers en 1963 tras barrer a los Yankees.

Como fiel seguidor, Guijosa ha visitado el estadio de los Dodgers decenas de veces, pero nunca en una Serie Mundial. Su sueño se cumplirá gracias a dos factores: a su labor como tatuador y a la cortesía de un negocio en Burbank, el cual le obsequió dos boletos para el primer juego previsto para este martes.

“En cuatro, obtendremos el título en cuatro… los vamos a barrer, es más, me voy a comprar una escoba, quiero llegar al estadio en ‘style’”, bromeó Guijosa.