Nick Cannon habla del trastorno bipolar de su ex, Mariah Carey

El rapero fue testigo de los altibajos de la diva y de sus esfuerzos por aprender a convivir con su enfermedad
Nick Cannon habla del trastorno bipolar de su ex, Mariah Carey
Mariah y Nick han logrado apartar sus diferencias del pasado.
Foto: Bang Showbiz

Hace unas semanas la cantante Mariah Carey sorprendía al mundo al revelar que en 2001 le habían diagnosticado un trastorno bipolar II con el que había logrado lidiar en secreto desde entonces pese a ser una de las estrellas más famosas del planeta.

Nick Cannon fue testigo en primera persona de los altibajos de la diva y de sus esfuerzos por aprender a convivir con su enfermedad durante los ocho años que estuvieron casados, por lo que se considera una voz autorizada para hablar de la mujer tan increíble que resulta ser su ex esposa.

Nunca antes había conocido a alguien que tuviera que soportar un peso tan grande sobre sus hombros, y que tuviera que hacerlo además bajo el escrutinio constante de las cámaras. Cada vez que se da la vuelta, hay alguien sacándole una foto y esperando a ver cómo reacciona. Y ella consigue sobrellevarlo con una gracia y una elegancia admirables”, ha asegurado el rapero en declaraciones a Entertainment Tonight.

Todos tenemos problemas, y situaciones internas de las que debemos ocuparnos, pero ella sigue adelante de tal forma que consigue hacer que parezca sencillo. Cuando estábamos juntos ya me asombraba su determinación, pero incluso desde fuera resulta admirable. Nadie puede negar su fortaleza y la belleza con la que ha luchado, y creo que va a conseguir ayudar a mucha gente“.

Pese a que su matrimonio llegó a su fin en 2008, la amistad entre la antigua pareja ha sobrevivido tanto a su separación como al proceso posterior de divorcio, y en la actualidad les permite mantener un estrecho contacto mientras educan juntos a sus mellizos Moroccan y Monroe.

Entre nosotros siempre existirá un amor incondicional y una relación maravillosa. Es una de las mejores amigas que he tenido en la vida, y siempre será así”, asegura. “Y al final del día, lo importante es pensar en los niños y convertirlos en tu máxima prioridad; el resto de cosas se van resolviendo sobre la marcha”.