Ordenan nuevas evacuaciones en Hawaii por bloqueo de lava del Kilauea

Un flujo rápido de lava bloquea la única vía de escape de un vecindario
Ordenan nuevas evacuaciones en Hawaii por bloqueo de lava del Kilauea
Fuentes de lava de 200 pies de altura de la fisura 8 en Hawaii.
Foto: Cortesía USGS

La lava y las cenizas del volcán Kilauea siguen causando estragos en Hawaii, donde se han destruido al menos 82 viviendas, hay carreteras cerrados y miles ya han sido evacuados desde hace semanas.

La alerta de nuevas evacuaciones surge luego que rápidos flujos de lava en la Gran Isla de Hawaii bloquearon una importante ruta de evacuación y se dirigen hacia la encrucijada de otra, lo que provocó una nueva ronda de evacuaciones para los vecindarios rurales en el área.

Las autoridades iban de puerta en puerta en la madrugada del miércoles anunciando evacuaciones de emergencia en las áreas de Kapoho, Beach Lots y Vacationland, a unas 35 millas de Hilo, la ciudad más grande de la isla.

La lava cruzó la carretera 132 el martes por la tarde y se movía diagonalmente hacia una intersección conocida como Four Corners, donde las autopistas 132 y 137 cruzan cerca de la costa.

Ambas carreteras son las principales rutas de evacuación para el área, lo que plantea la preocupación de que las autoridades tengan que crear una nueva ruta de emergencia a través de la vegetación conectando varias carreteras pequeñas existentes. También han hecho planes para evacuaciones aéreas con helicópteros militares.

“El Departamento de Policía de Hawaii ha ordenado una evacuación obligatoria para Noni Farms Road y Hale Kamahina Rd a la salida de la autopista 132, alrededor del marcador de 5 millas debido a la inundación de lava”, dijo la Defensa Civil el miércoles. “Este aviso afecta a todos los residentes y negocios en Hwy 132 en el marcador de las 5 millas y en los alrededores inmediatos. Los evacuados pueden buscar refugio en el Centro Comunitario Pahoa o en el Refugio Comunitario Keaau”.

No estaba claro de inmediato a cuántas personas se les ordenó partir en la nueva ronda de evacuaciones, pero unas 2,000 ya se les prohibió regresar a sus hogares desde principios de mayo. La última erupción del volcán Kilauea comenzó el 3 de mayo en una parte de Leilani Estates, una subdivisión cerca de la ciudad de Pahoa, aunque el volcán está en actividad desde 1983.

La lava del volcán Kilauea bloquea vías de escape en Hawaii. Cortesía USGS

Los residentes del área informaron cortes de energía y cobertura irregular de teléfonos celulares a medida que los flujos de lava avanzan y destruyen las líneas eléctricas. Las erupciones en curso en la parte baja de la Puna han destruido o dañado más de 400 postes de energía y cortado la energía a algunas áreas. Las autoridades dijeron que el flujo se movía a unas 200 yardas por hora, más lento que la velocidad normal de alguien caminando.

Esos mismos tipos de flujos implacables causaron la destrucción de al menos 12 hogares entre el domingo y el lunes y dejaron barrios cubiertos con hasta 20 pies de roca nueva.

Las autoridades dijeron que los flujos de lava en sí mismos son un peligro, pero también advierten que las cenizas, los gases tóxicos y los hilos de lava enfriada presentan riesgos respiratorios.

Mientras tanto, los flujos de lava continúan cayendo en cascada en el océano en la parte baja de la Puna, cerca del Parque Estatal MacKenzie, creando penachos de “laze” – nubes de gas y fragmentos de vidrio – que podrían obligar a evacuar a los residentes cercanos en cualquier momento.

Mientras miles de evacuados se preocupan cada vez más por lo que depara el futuro, los geólogos dicen que no hay forma de saber cuándo terminará la actividad volcánica.

Con información de Hawaii News Now y USA Today