VIDEO: “Llevo más de un mes durmiendo en medio metro”: dice libanés atrapado en aeropuerto

El libanés Nizam Hussein Shalak quedó atrapado en un aeropuerto de Ecuador por más de 40 días
VIDEO: “Llevo más de un mes durmiendo en medio metro”: dice libanés atrapado en aeropuerto
Nizam Hussein Shalak quedó atrapado en un aeropuerto de Ecuador.
Foto: Captura de pantalla YouTube

“Llevo más de un mes durmiendo en medio metro. Esto dijo el libanés que quedó atrapado en un aeropuerto en Guayaquil, Ecuador. Cualquier parecido con el icónico filme “La Terminal” de Steven Spielberg, que protagoniza Tom Hanks, es mera coincidencia.

El hombre cumplió más de 40 días atrapado en la terminal a donde llegó deportado desde Lima debido a que perdió sus documentos migratorios y de identidad. Su situación se asemeja a la de un refugiado iraní que vivió en el aeropuerto de París entre 1988 y 2006 y fue retratada en la película “La Terminal”, protagonizada por Tom Hanks.

Nizam Hussein Shalak, de 56 años y quien no habla español, permanece desde hace 44 días en una sala de embarque internacional del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil (suroeste) y desde el miércoles se informó por la cancillería ecuatoriana que finalmente podrá regresar a su país, al llegar el documento otorgado por Líbano.

“Hemos recibido el día de hoy el pasaporte de emergencia que emite el Consulado de Líbano en Bogotá para que el señor pueda seguir con su viaje hoy o mañana”, indicó una fuente de la cartera a la prensa el miércoles.

El hombre había llegado a esta ciudad ecuatoriana hace dos meses. De regreso a Beirut, hizo escalas en Lima y Barcelona, donde quedó retenido por extraviar su pasaporte, además de sus tarjetas de crédito.

Permaneció 10 días en el aeropuerto de la ciudad española y otros 11 en el de la capital peruana, hasta que fue devuelto al de Guayaquil, donde debió improvisar una cama sobre asientos de una sala de embarque.

La cancillería señaló que la situación de Shalak se generó al ser no ser admitido por Migración ecuatoriana debido a la falta de un pasaporte.

“Come con los cupones que de vez en cuando le entrega la aerolínea que está a cargo de él. Y se ducha, según él, cada tres o cuatro días, cuando lo llevan a un baño que existe en otra parte de la terminal aérea”, indicó el lunes el diario guayaquileño El Universo, que reveló el caso.