Industria de fianzas busca impedir reforma en California

El gobernador firmó una ley que eliminará las fianzas por dinero, pero la industria no quiere que se implemente
Industria de fianzas busca impedir reforma en California
48,000 personas están encarceladas en California, a pesar de no haber sido condenadas por ningún delito.
Foto: JEFF GRACE / La Opinión

Inmediatamente después de que el gobernador de California, Jerry Brown, firmó una ley que eliminará las fianzas por dinero y otorgará más poder a los jueces para decidir quiénes deben permanecer en prisión a la espera de juicio, la industria de fianzas se organizó para impedir la reforma.

Actualmente está previsto que la ley SB 10 entre en vigor el 1 de octubre de 2019. No obstante, si una coalición formada por miembros de la industria y otros contrincantes logra recabar y someter 366,000 firmas dentro de los próximos tres meses, la medida se podría llevar a votación hasta noviembre 2020, con el fin de impedir que se ponga en práctica.

De ser implementada, la norma determinará un nuevo sistema por el cual la custodia del acusado, a la espera de juicio, dependerá de cuestiones como el riesgo para la seguridad pública o la posibilidad de que no se presente ante los tribunales, en lugar de su capacidad para pagar una fianza en efectivo.

Aparte de la industria de fianzas, otras organizaciones como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) criticaron la aprobación de esta ley.

“No puede garantizar una reducción sustancial en el número de californianos detenidos mientras esperan juicio ni aborda suficientemente el sesgo racial en la toma de decisiones antes del juicio”, indicaron en un comunicado los máximos responsables de ACLU en California.

En entrevista con el diario San Francisco Chronicle, el asambleísta Rob Bonta (D-Alameda) dijo que al redactar el proyecto de ley con el senador estatal Robert Hertzberg, D-Van Nuys, no se buscaba hacerle daño a nadie, pero reconoció que varios negocios se verán afectados.

“No sé qué le pasará a la industria de las fianzas…Pero (el sistema actual) ha ocasionado demasiada angustia, demasiado dolor y demasidado daño a demasiados californianos”, dijo Bonta, apuntando a las 48,000 personas encarceladas en California que no han sido condenadas por ningún delito.

La secretaria de prensa de Hertzberg, Katie Hanzlik, agregó que la SB 10 toma en cuenta estudios de la industria de fianzas, incluido uno que determinó que el Departamento de Seguros del estado recibió más de 200 quejas sobre agentes de fianzas en 2015, con violaciones que van desde infracciones menores hasta delitos graves.

De acuerdo con el Departamento de Seguros, unos 3,200 agentes de libertad bajo fianza tienen licencia para realizar sus negocios en California. Según el antedicho diario, desde 2014, dichos agentes han cobrado más de $ 308 millones de dólares al año.

*Con información de Efe 


NOTAS RELACIONADAS