La trágica muerte de una adolescente por un sándwich que llevó a cambiar su empaquetado

El alérgeno que causó la muerte de la adolescente no se especificaba en el empaquetado del bocadillo
La trágica muerte de una adolescente por un sándwich que llevó a cambiar su empaquetado
Natasha Ednan-Laperouse murió en un hospital en la ciudad francesa de Niza.
Foto: PA

“Papá, ayúdame. No puedo respirar”.

Esas fueron las últimas palabras de Natasha Ednan-Laperouse, una adolecente británica que sufrió una mortal reacción alérgica en un avión tras comer el sándwich que acababa de comprar en el aeropuerto de Heathrow en Londres.

El ingrediente fatal dentro del sándwich: semillas de sésamo.

La cadena de comida que lo vendió fue Pret a Manger, que bajo las actuales Regulaciones Alimentarias de Reino Unido no tiene la obligación de indicar todos los ingredientes de sus comidas cuando la sirve.

La muerte de Natasha ocurrió en 2016, pero su caso recibió una gran atención mediática en los últimos días a raíz de una investigación pública sobre el caso.

La primera ministra británica, Theresa May, llamó a una revisión de las leyes de empaquetado de comida en el país.

“Este fue un caso absolutamente trágico y nuestros pensamientos están con su familia y amigos”, dijo May. Y agregó: “Obviamente, tenemos que ver este problema y también tenemos que ver la responsabilidad de las compañías individuales”.

Según varios reportes de prensa, como resultado de este trágico accidente Pret enumerará a partir del mes próximo todos los ingredientes -incluidos los alérgenos- contenidos en sus alimentos.

“Enormes ronchas rojas”

Natasha, de 15 años, viajaba a la ciudad francesa de Niza con su padre Nadim Ednan-Laperouse, el 17 de julio de 2016.

Antes de tomar su vuelo, la joven compró un baguette de alcachofas, aceitunas y tapenade, en uno de los cientos de establecimientos que la cadena Pret a Manger opera en Reino Unido.

Pero poco después de comer el bocadillo comenzó a sentirse mal y a tener dificultades para respirar.

“Todo su cuerpo se cubrió de enormes ronchas rojas, como si le hubieran picado cientos de medusas”, recuerda su padre en un programa de radio de la BBC.

La madre de Natasha, Tanya, recuerda la llamada de su esposo en medio de la desesperación.

“Ednan me llamó para decirme que (Natasha) iba a morir en un minuto, tal vez dos, y que tenía que despedirme de ella”, dijo.

“Me dijo: ‘Esta es la única oportunidad, tienes que decir adiós‘”.

Más tarde ese mismo día, la adolescente murió en un hospital de Niza, a pesar de que su padre el administró dos inyecciones de epinefrina durante el vuelo.

Natasha, quien era alérgica a las semillas de sésamo, no tuvo manera de saber que el sándwich contenía este ingrediente.

Según las regulaciones actuales en Reino Unido, los alimentos “artesanales” empacados al momento no requieren una etiqueta específica de alérgenos adjunta.

Solo los restaurantes y los establecimientos que venden productos envasados tienen la obligación de informar a los clientes si alguno de los 14 alérgenos peligrosos más comunes -incluidos el maní, los huevos y la leche- están presentes en sus alimentos.

“Ruleta rusa”

Familia de Natasha

BBC
El hermano de Natasha, junto a su padre y su madre, muestran una fotografía de la adolescente.

Desde la muerte de su hija, los padres de Natasha han estado haciendo campaña para cambiar las leyes de etiquetado, que describieron como “jugar a la ruleta rusa” con la vida de su hija.

Y dos años después de la tragedia que vivieron, sus esfuerzos parecen comenzar a ver resultados.

Una investigación para esclarecer la muerte de la adolescente comenzó la semana pasada y, como resultado, la compañía anunció nuevas medidas para garantizar el etiquetado completo de ingredientes en el empaque de sus productos a partir de noviembre.

Clive Schlee, director ejecutivo de Pret, dijo que la empresa “lo sentía profundamente”.

“Espero que estas medidas nos ayuden a impulsar el cambio en la industria para que las personas con alergias estén tan protegidas e informadas como sea posible”.

Otras compañías de comida están considerando hacer lo mismo.

Escepticismo

Pret a Manger

PA
Las regulaciones en Reino Unido permiten que algunos alimentos se puedan vender sin necesidad de etiquetas que expliquen los alérgenos que contienen.

Pero los padres de la adolescente recibieron las declaraciones de la cadena con escepticismo.

“Pret dice que ha reconocido que hay mucho más que puede hacer, estamos de acuerdo. Los invitaremos a que se reúnan con nosotros para describir cómo creemos que pueden contribuir a un cambio verdaderamente significativo”, dijeron.

La conocida cadena tuvo en 2015 seis casos de reacción alérgica de clientes que compraron distintos alimentos suyos.

Una de estas víctimas dijo a la BBC que estuvo en el hospital durante 12 horas después de sufrir una reacción alérgica causada por las semillas de sésamo de un sándwich.

“Es bueno que Pret finalmente haya tomado esta acción, pero el costo para la familia (de Natasha) es demasiado alto“, dijo.

“Esto nunca debería haber ocurrido. ¿Por qué les ha llevado tanto tiempo introducir el etiquetado completo?”.

Las semillas de sésamo son uno de los 14 ingredientes alérgenos que los consumidores deben conocer cuando se utiliza como ingrediente en productos alimenticios, de acuerdo con las regulaciones de la Unión Europea (UE).

Sin embargo, estas mismas normas señalan que los estados miembros individuales son responsables de decidir cómo se proporciona al cliente la información sobre alimentos no envasados.

Pret confirmó que, en el momento de la muerte de Natasha, los alimentos no tenían etiquetas individuales con información sobre alérgenos o ingredientes, y que esto cumplía con las regulaciones.

Sin embargo, la cadena dijo que había letreros en la nevera y en las cajas indicando a los consumidores con alergias que consultaran con un gerente para pedirles consejo o revisaran su guía de alérgenos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.