Mientras Joshua Tree anuncia que el parque no cerrará hoy, voluntarios siguen ayudando con su limpieza

El Parque anunció que fue posible evitar el cierre temporal gracias al uso inmediato de ingresos generados por tarifas de recreación
Mientras Joshua Tree anuncia que el parque no cerrará hoy, voluntarios siguen ayudando con su limpieza
Alexandra Degen ayuda voluntariamente con la limpieza de algunos baños en el Parque Nacional Joshua Tree.
Foto: Mario Tama / Getty Images

El Parque Nacional de Joshua Tree emitió un comunicado oficial el miércoles anunciando el cierre temporal del mismo a partir del 10 de enero. Sin embargo, en un comunicado publicado hoy el Parque anunció que fue posible evitar el cierre temporal gracias al uso inmediato de ingresos generados por tarifas de recreación.

“Al utilizar de inmediato los ingresos generados por las tarifas de recreación, los funcionarios del Servicio de Parques Nacionales han podido evitar el cierre temporal del Parque Nacional Joshua Tree que se había programado para el 10 de enero. Además, las áreas recientemente cerradas del parque serán nuevamente accesibles a visitantes a partir del 10 de enero. Algunos servicios para visitantes, incluidos campamentos y estaciones de entrada, volverán a abrir utilizando los ingresos de las tarifas de recreación” publicaron las autoridades del Parque Nacional en su sitio oficial.

Las consecuencias del cierre parcial del gobierno se han visto en diferentes frentes desde que comenzó hace 20 días. Los parques nacionales han sufrido por la falta de fondos destinados al pago de sus funcionarios y a la manutención de estos destinos turísticos. En las últimas semanas varios parques naturales como Yosemite y Joshua Tree han denunciado los estragos ocasionados por vehículos que se están adentrando en zonas en las que no está permitido el tráfico y campamentos en zonas no permitidas. 

Sin embago, mientras la situación administrativa a nivel nacional sigue buscando una salida, decenas de personas han acudido al Parque Nacional Joshua Tree, esta vez no para disfrutar de sus paisajes, sino para ayudar voluntariamente con el cuidado de esta reserva natural. Algunos han ayudado con la limpieza de baños, recolección de basuras y reparación de lugares que han sido afectados por las acciones que algunas personas han realizado en contra del balance natural del ecosistema.

El Parque Nacional de Joshua Tree se encuentra en el sureste de California (EE.UU.), tiene una extensión aproximada de 325.000 hectáreas y recibe cada año a unos 2,8 millones de visitantes.