Cuidado de salud para todos

El programa de cobertura médica compartida no discrimina a inmigrantes indocumentados

Los altos precios de los seguros médicos, los pagos de deductibles, así como la falta de acceso al cuidado de salud para las personas sin un estatus migratorio legal, hacen que las personas busquen alternativas médicas para proteger su salud y la de sus seres queridos.

Una de estas alternativas es Freedom Health Care, un programa cooperativo que cubre las necesidades médicas de las personas, independientemente de su estado migratorio.

“No es un programa nuevo, fue creado 50 años atrás”, indicó el Capellán Rick Jones, miembro de la Junta de directores de la organización. El ministro explicó que se trata un programa de gente unida por la fe judeo-cristiana. HealthShare está reconocido por la IRS como una organización 503C.

“Mi primera esposa, Amelia, era de origen mexicano y padecía cáncer. Ojalá hubiésemos tenido este programa para pagar por su tratamiento”, expresó Jones. El capellán contó que su seguro médico en ese entonces no cubría el tratamiento, y con su esposa decidieron quedarse varios meses en México para poder costear su cura. Lamentablemente, Amelia perdió su batalla contra la enfermedad.

Cómo funciona

El programa de salud compartida requiere que el participante pague $125 dólares por la aplicación y dos meses de prima. Al tercer mes, el individuo y su familiar pueden comenzar a participar del programa. Los pacientes pueden ir al doctor u hospital que elijan y Freedom Health Care le reintegra el dinero de la visita al médico, en siete días.

“Los doctores aceptan a nuestros pacientes porque les damos su reintegro en una semana, que de otro modo, tendrían que esperar hasta un año. Pagamos la misma tarifa que paga el gobierno por los servicios de salud”, explicó Jones.

El capellán aseguró que con este programa, los individuos y sus familias pueden ahorrar más que con cualquier seguro médico. “Los pacientes no tienen que abonar un co-pago, tienen un pequeño deductible y 75% off en el pago de medicamentos”, señaló.

Cuidado de salud compartido

Los programas de atención de salud compartida no son nuevos y se basan en la distribución de los costos de atención médica entre sus miembros. Dichos miembros no sólo comparten los costos médicos, sino que también tienen las mismas creencias éticas o religiosas. En el caso de Freedom Health Share, sus miembros tienen los mismos principios judeo- cristianos.

Freedom Health Share no es un seguro de salud, sino un programa para poder costear los precios de los servicios médicos.

“Al Pastor Jeff Johnson y a mí, nos ofrecieron estar en la Junta de directores, porque vieron que teníamos el corazón para los pobres. Hace 30 años que mi esposa y yo les damos de comer a personas sin hogar y sé lo importante y difícil que es poder costear el cuidado de salud”, indicó Jones. “Para mí, todo está relacionado con las enseñanzas de Jesús y de ayudar a quienes más lo necesitan”, agregó.

Para más información, puedes visitar el sitio en español: https://freedomhealthshare.org/es/