“Estoy sorprendentemente disponible”, dice Charlize Theron, quien está a la espera de un nuevo amor

Parece que una de las mujeres más hermosas de Hollywood está desesperada
“Estoy sorprendentemente disponible”, dice Charlize Theron, quien está a la espera de un nuevo amor
Charlize Theron.
Foto: Dia Dipasupil/Getty Images

Por sorprendente que pueda resultar, la situación actual de Charlize Theron guarda muchos paralelismos con la de su último personaje en ‘Long Shot’, la comedia que protagoniza con Seth Rogen. Ambas son mujeres que han alcanzado una posición de poder en sus respectivas carreras, innegablemente atractivas y que no son capaces de encontrar un hombre que no se sienta intimidado ante su éxito.

Y no se trata de conjeturas, la propia actriz se ha encargado de confirmarlo en una de las últimas entrevistas promocionales de la película en la que ha lamentado que nadie sea capaz de ver más allá de su reputación como una de las estrellas más bellas de la meca del cine para darse cuenta de que es una madre soltera de 43 años a la que le encantaría que le propusieran una cita.

Llevo soltera unos diez años, por favor, no soy una apuesta tan arriesgada. Alguien necesita echarle un par de narices al asunto y dar un paso al frente. Estoy sorprendentemente disponible“, se ha encargado de especificar ella misma para insuflar ánimos a cualquier interesado en conquistarla. “Creo que lo he dejado bastante claro”, ha concluido.

Pese a sus declaraciones, que dan a entender que su vida amorosa ha sido prácticamente inexistente en la última década, lo cierto es que la intérprete ha exagerado un poco a la hora de hablar de su historial sentimental: su última relación confirmada fue con su amigo Sean Penn y duró unos dos años antes de que ambos decidieran seguir caminos separados en 2015.


Vídeo: “Mi papá era una buena persona, buen padre…”, hijo del hombre que falleció después del altercado con Pablo Lyle

Leen el lenguaje corporal de Adamari López por su reencuentro con Luis Fonsi en Un Nuevo Día

Alexa Dellanos desde la camita presume sus intimidades con un color candy