Pánico por hallazgo de granada en gasolinera de Reynosa, Tamaulipas

El municipio está en disputa entre grupos internos del Cártel del Golfo

Enfrentamiento en Reynosa, Tamaulipas
Enfrentamiento en Reynosa, Tamaulipas
Foto: Wikimedia Commons

El pánico se desató en una gasolinera ubicada cerca de un fraccionamiento habitacional en el municipio de Reynosa en el estado de Tamaulipas, uno de los más golpeados por el narcotráfico luego del descubrimiento de un artefacto explosivo.

Dicho hallazgo provocó una fuerte movilización policiaca ante el temor de vecinos y empleados del lugar de que la granada explotara, lo cual hubiera sido catastrófico debido a las decenas de galones de gasolinas que había en el lugar.

Luego de la llegada de diversas corporaciones policiacas y especialistas en explosivos, el lugar fue acordonado para evitar una desgracia.

Al final el artefacto fue retirado sin que estallara por lo que no se reportaron víctimas que lamentar.

Pero el pánico en la zona no es para menos pues en esta semana, apenas días antes, se reportaron persecuciones con tiroteos entre fuerzas de Seguridad Pública e integrantes del crimen organizado, además de enfrentamientos entre bandas delincuenciales rivales, en diferentes sectores de la ciudad fronteriza.

Según medios locales los delincuentes usaron armamento de alto poder y granadas superando así el equipamiento de las propias autoridades.

El reporte extraoficial de dichos enfrentamientos fue de al menos dos sicarios abatidos por elementos policiacos.

¿Quiénes están detrás de la violencia en el municipio de Reynosa?

Según datos de inteligencia ”Los Rojos” y “Los Metros” son los grupos delincuenciales que más protagonizan enfrentamientos pues hay una disputa interna dentro del Cártel del Golfo, en Tamaulipas.

Se tiene registro de que “Los Rojos” operan principalmente en el municipio de Matamoros, mientras que, “Los Metros” hacen lo propio principalmente en el municipio de Reynosa, donde controlan la mayoría de los territorios del Cártel del Golfo.

Los Rojos” y “Los Metros” mantienen esta disputa interna dentro del Cártel del Golfo, que debido al abatimiento o encarcelamiento de sus cúpulas no cuenta con un liderazgo claro, por lo que sobrevive entre “guerras intestinas”, y sigue con su operaciones en el norte y sur mexicano según documentos de inteligencia del gobierno.