Muere luego de haber tomado agua helada tras haber jugado fútbol

Un joven de 27 años llegó a casa, sediento, tras un partido disputado con sus amigos, y se le hizo fácil beberse un vaso con agua que se encontraba dentro del refrigerador

Aunque es poco común, esta práctica puede llevarte a la muerte.
Aunque es poco común, esta práctica puede llevarte a la muerte.
Foto: Shutterstock

Vaya tragedia la que ocurrió el pasado 1 de mayo, en Perú, luego de que un joven de 27 años falleciera de una forma completamente inusual: le dio un infarto fulminante luego de haber tomado un vaso de agua helada tras haber jugado fútbol.

Ludwin Flores Nole, de 27 años, era jugador amateur de fútbol del club Los Rangers. Ese día aprovechó que no tenía que trabajar para ir a jugar un partido de fútbol con sus amigos. Luego de haber participado en el encuentro, el hombre regresó a su casa y de acuerdo a la versión de su esposa, lo primero que hizo fue sacar un vaso con agua que se encontraba dentro del refrigerador y se lo bebió.

A los pocos minutos, comenzó a sentirse mal; le dijo a su esposa que sentía un fuerte dolor en el pecho, por lo que de inmediato le habló a uno de sus familiares para que los acompañara a una clínica que se encontraba cerca de su casa, pero durante el trayecto, Ludwin falleció.

Al llegar a la clínica, el médico les confirmó la muerte del hombre, indicándoles que la causa fue un paro cardiorrespiratorio fulminante debido a que bebió agua demasiado fría cuando su cuerpo se encontraba caliente.

Clínicamente, a esto se le conoce como corte de digestión, y es muy inusual que se presente por beber agua excesivamente fría. Esta, al entrar en contacto con el cuerpo del chico, el cual se encontraba a alta temperatura por la actividad física, provocó un reflejo cardiovascular de causa nerviosa que alteró por completo el ritmo cardíaco.

Es por ello que los médicos recomiendan que tras hacer ejercicio, se debe beber líquido de forma moderada y a temperatura ambiente.