La caótica frontera mexicana volverá a recibir a los migrantes

Los albergues de Tijuana y Mexicali están sobrepoblados y generan caos
La caótica frontera mexicana volverá a recibir a los migrantes
Indocumentados.
Foto: EFE/Archivo

MEXICO – A Juan Manuel R. lo secuestraron malandrines del crimen organizado en México. Cuando escapó pidió asilo en Estados Unidos, donde se decidió, por las políticas de Donald Trump, regresarlo a esperar la resolución en México, donde había gente de honduras que lo había amenazado de muerte. Desde su retorno, nadie sabe de su paradero actual.

“Los están devolviendo a uno de los lugares más peligrosos del mundo: a la frontera con México”, advierte Irineo Mújica, activista de la organización Migrantes sin Fronteras sobre la decisión de una corte apelaciones de Estados Unidos para que el gobierno de Donald Trump pueda seguir enviando a solicitantes de asilo a esperar el avance de sus casos en México. 

En meses pasados, una corte menor determinó que la política de hacer esperar en México viola las leyes del país y revirtió la medida,  pero el caso escaló hasta otro tribunal que en las últimas horas dio la razón a Trump.

“Aventarlos a que esperan los migrantes del lado sur de la frontera es increíble: en Tijuana, en Mexicali y en toda la franja fronteriza ni siquiera se puede atener a los mexicanos y los albergues están desbordados”, agregó Mújica.

La insalubridad y atención médica es también otro asunto pendiente por resolver en los albergues, derivadas, principalmente, por falta de presupuesto que han tenido que asumir, por mucho, la sociedad civil: el nuevo gobierno federal canceló programas clave de atención a la inmigración.

En Mexicali, once casos de varicela fueron confirmados entre niños y adultos migrantes alojados en dos albergues de la zona centro de Mexicali en los últimos días.

Desesperados por las malas condiciones, la falta de documentos para trabajar o la negativa de empleadores para acoger a gente que sólo laborará temporalmente ha empujado a algunos de los inmigantes a cruzar indocumentados, no con solicitud de refugio, o a regresar a sus países.

Érick Cardona, Cónsul General de Guatemala en Tijuana dijo que  con el apoyo de la Organización Internacional para Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas, está recorriendo diferentes albergues de Baja California, para ofrecer a sus connacionales el regreso en avión.

“El próximo lunes sale el vuelo hacia Tapachula, que ya está la frontera con Guatemala”, advirtió.

De acuerdo con declaraciones de migrantes la preocupación es pagar algunas deudas que adquirieron para ser traficados. En el caso de los guatemaltecos que ronda entre los 1,000 y 2,000 dólares, aproximadamente, y se multiplica para los salvadoreños y hondureños.

La situación de endeudamiento y la inseguridad los obliga a cruzar ilegalmente, advirtió Hugo Castro, director en Tijuana de Ángeles de la Frontera. “Los migrantes continúan cruzando de manera ilegal, porque están en una situación de sobrevivir y prefieren morir en el intento que morir de hambre en su país”.