Estas cositas que haces podría estar molestando mucho a tus compañeros de trabajo

Mantener una buena relación con tus compañeros es indispensable
Estas cositas que haces podría estar molestando mucho a tus compañeros de trabajo
Ser lambiscón o querer parecer más inteligente que los demás, te podría convertir en el 'odioso' de la oficina.
Foto: RobinHiggins / Pixabay

Hay muchas cosas que las personas hacen sin darse cuenta de que están molestando a sus compañeros, y no todas son tan obvias. Por eso, a continuación, te compartimos algunas de las que más podrían afectar tu relación con los demás, para que dejes de hacerlas lo más pronto posible.

Ser lambiscón

No está mal trabajar arduamente para tener el reconocimiento de tu jefe, pero esto pierde validez cuando es evidente para todos que haces hasta lo imposible por llamar la atención de tus superiores.

Puedes estar haciendo esto llegando muy temprano y yéndote muy tarde sin tener la necesidad de hacerlo, o recordándole a los compañeros las órdenes que dio el patrón. Si no tienes una buena justificación para hacer esto, caerás mal.

Asignar tus trabajos tediosos a otros

Todos en el trabajo tienen sus propias tareas. Por eso, nunca es bueno que le pases tus deberes a alguien más, especialmente si son asuntos tediosos.

Al menos que seas el superior de alguien, nunca debes pasarles más trabajo a tus compañeros, ya que podrías pasar por presuntuoso, además de que dejarás claro que no valoras el tiempo de tus colegas.

Iniciar chismes

Si sabes algunas cosas comprometedoras de tus colegas y sientes la necesidad de decírselo a alguien, mejor frena ese sentimiento, porque si los demás saben que tú iniciaste el rumor, quedarás como un soplón y nadie te respaldará cuando lo necesites.

Usar demasiada jerga

Está claro que debes usar términos y frases que sean muy usuales en cierta industria. Sin embargo, si exageras y usas esta jerga todo el tiempo, tus compañeros podrían pensar que sólo estás intentando desesperadamente de parecer más inteligente que los demás.

En su lugar, mejor usa la jerga a discreción y trata de usar términos simples que sea comprensibles para todos.

Llegar enfermo al trabajo

No seas ese tipo que todo el tiempo está tosiendo y sonándose la nariz sin parar. Si es así, es muy probable que tengas a tus compañeros inquietos, ya que ellos obviamente no quieren que los contagies, además de que tu tos constante puede interrumpir su concentración.

–También te puede interesar: Costumbres de trabajo curiosas de otros países que podríamos adoptar