Lo que SÍ y lo que NO debes comprar en una tienda de descuentos

No todo lo que venden aquí es un buen trato para tus finanzas
Lo que SÍ y lo que NO debes comprar en una tienda de descuentos
A veces son una gran forma de ahorrar dinero, pero en otras te harían derrocharlo.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Las tiendas de descuento son una muy buena opción si quieres mantener tu presupuesto lo más ajustado posible. Aquí, puedes encontrar verdaderas oportunidades que te darán la misma calidad por un menor precio. Sin embargo, también es cierto que hay productos que sería mejor ni siquiera tocar, pues terminarías haciendo un mal negocio.

Por eso, a continuación, te compartimos qué es lo que sí deberías comprar y que es lo no. ¡Sigue leyendo!

Lo que sí debes comprar

–Productos enlatados

Estos pueden conservarse en buenas condiciones por largo, largo tiempo. Por eso, si los ves en oferta, aprovecha y lleva los que más puedas, pues su calidad está asegurada.

–Suministros para hornear

Aunque no lo creas, las bandejas para hornear de aluminio suelen ser muy baratas en estas tiendas, mientras que en los supermercados normales tendrías que pagar el doble o hasta el triple.

–Gafas para leer

Que su bajo precio no te engañe, porque estas gafas son lo suficientemente buenas como para ayudarte a leer muy bien. Lo mejor, es que te puedes llevar un par hasta por un dólar.

En otras tiendas, las gafas de igual calidad podrían costarte hasta $20 dólares. Así que ya sabes a dónde ir si tienes un presupuesto ajustado.

Lo que no debes comprar

–Frutas y verduras

Las que se venden en estos sitios suelen tener golpes y magulladuras, además de que algunas podrían estar en mal estado.

–Suministros de cocina y lavandería

En estos productos, el problema no es la calidad, sino la cantidad. Y es que sucede que en las tiendas normales suelen ofrecerte una mayor cantidad por mejores precios. En esto caben productos como bolsas de basura o paquetes de jabón líquido.

–Baterías y electrónicos

Los productos de este tipo que se venden en estos lugares suelen ser de una pésima calidad. Podrías llegar al grado de comprar unas baterías que ya están muertas o que sólo te duran una semana. Lo mismo aplica con otro tipo de tecnología, como cables de conexión o auriculares, que el precio es muy económico, pero está hecho por empresas de dudosa reputación.

Evita comprarlos al menos que sean de una marca súper reconocida.

–También te puede interesar: Esta tienda pone frases vergonzosas en bolsas de plástico para evitar que la gente las use