Coleccionista hereda terreno lleno de Ferraris a su familiares

Se supone que debía de haber dos Rolls Royce en la herencia, pero estos desaparecieron
Coleccionista hereda terreno lleno de Ferraris a su familiares
El coleccionista amaba los autos europeos
Foto: Silodrome

Generalmente, las herencias llegan con anticipación, pero en algunos casos éstas sorprenden a sus herederos de la forma más inesperada. Tal como lo hizo un coleccionista en Texas, quien heredo un “pantano” de Ferraris a su familia después de morir a causa de una terrible enfermedad hace años.

La historia fue compartida por primera vez por la revista Sildrome, la cual explica que el antiguo dueño de más de doce Ferraris abandonados, era un abogado que había encontrado un secreto placer en coleccionar autos de marcas europeas – Lamborghini, Lotus, Porsche -,  pero los Ferraris eran de todos sus favoritos.

Las imágenes muestran un mar de autos de todos los colores, algunos protegidos por telas. El abogado adquirió, según la publicación, 13 superautos de la marca italiana, como un Testarossa, un 308 Quattrovalvole, un 400i, al menos dos 328s, al menos tres 348s y un pequeño Mondials.

View this post on Instagram

The Field Of Abandoned Ferraris (And How They Got There) ⚡️ See it today on Silodrome.com ⚡️ #ferrari #supercar #barnfind #classiccar #vintagecar #car #carsofinstagram #cargram

A post shared by SILODROME® (@silodrome) on

Los vehículos terminaron expuestos en las afueras debido a que el abogado no pudo pagar los gastos de bodega durante sus últimos días y obviamente después de su muerte, por lo que los vehículos fueron transportados al intemperie donde sufrieron de los daños del sol, la lluvia y los animales salvages.

Antes de que los procedimientos legales permitieran que la familia heredera pudiera mover los autos a otro sitio, los autos pasaron al menos 10 años expuestos a los diversos cambios de la madre naturaleza.

Aunque se encontraron los títulos (facturas) y documentos de dos autos Rolls-Royce, estos no se encontraron, de igual manera que otros dos Ferraris. Por lo que la familia solo cuenta con 11 de los 13 Ferraris que el abogado compró.

Si bien se explica que los autos hubieran podido valer $1 millón si se hubieran mantenido en mejores condiciones, Silodrome agrega que los vehículos ahora tienen un nuevo hogar y la familia pudo reubicarlos a todos.

***

Te puede interesar: