5 productos en los que no vale la pena que sigas gastando

Para cuidar más tu presupuesto, te convendría no gastar en cosas que no te son de tanta utilidad
5 productos en los que no vale la pena que sigas gastando
Estos artículos podrían hacerte perder más dinero del que te imaginas.
Foto: Jorge Fakhouri Filho Follow / Pexels

En ocasiones compramos cosas que realmente no aprovechamos tanto como pensaríamos, y lo ideal sería hacerlas a un lado y ahorrarnos algunos billetes.

Por eso, a continuación, te compartimos algunas productos que ya no deberías ni deberías considerar adquirirlos. ¡Sigue leyendo!

1–Café

Antes de que las franquicias de café se volvieran tan populares, era muy común que la gente preparara esta bebida en casa. Sería bueno para tu economía rescatar esta tradición, ya que los precios del café en empresas como Starbucks suelen ser muy altos, además de que el tiempo de espera puede ser largo.

2–Tiempo compartido

El trato parece ser muy bueno, ya que éstos te ofrecen precios bajos por tener una casa vacacional que puedes usar cuando quieras. El problema es que te suelen aumentar las tarifas y bajar el valor de la reventa, lo que hace que comprar tiempo compartido sea una pérdida de dinero casi garantizada.

3–Discos compactos y DVD

Estos ya se están volviendo obsoletos, pero aún hay muchas personas que compran copias impresas de álbumes musicales y películas. El asunto es que estos productos ya se pueden hasta alquilar en las bibliotecas, además de que existen opciones de streaming, como Spotify y Netflix, que te dan contenido ilimitado por una tarifa mensual que cuesta menos que un solo disco físico.

4–Cable

Al igual que la música y las películas, la televisión puede tener un mejor uso si usas los servicios de streaming. Recuerda que los paquetes de cable te suelen cobrar más caro por mes y quizás no le saque tanto provecho como tener Netflix o Amazon Prime.

5–Tarjetas de regalo

Podrías pensar que esta es una de las mejores cosas que le podrías dar a alguien. Sin embargo, se ha descubierto que una de cada tres tarjetas nunca se utilizan, y aquellos que las usan tienden a gastar 20% más que el valor de la tarjeta.

La mejor opción es comprar un producto que sepas que la otra persona sí va a aprovechar.

–También te puede interesar: Shaquille O’Neal cuadriplicó sus ingresos gracias a esta estrategia que aprendió del hombre más rico del mundo