¿Qué significa que un auto usado esté certificado?

Las certificaciones de autos no son reguladas por ninguna entidad gubernamental
¿Qué significa que un auto usado esté certificado?
Cuando los concesionarios quieren deshacerse de su inventario, ellos rematan los autos
Foto: shutterstock

Al momento de buscar un auto usado en un concesionario, probablemente escucharás al vendedor decir: “este auto está certificado”. ¿Pero qué significa eso realmente?

Un auto certificado (CPO car) es un vehículo de fábrica o concesionario que fue usado ligeramente por uno o más conductores anteriormente.

El vehículo debe de estar libre de accidentes, en “casi nuevas” condiciones y con pocas millas en su tablero, además de ser un modelo de años recientes, explica U.S. Car News.

Antes, solo las marcas de lujo podían emitir un certificado de estos a sus vehículos, pero hoy en día cualquier fabricante de auto puede calificar para el mismo programa, siempre y cuando cumplan con los requerimientos ya explicados.

La certificación de autos es interna

Aún así, los modelos certificados solo pueden ser hallados en concesionarios de su misma marca. Es decir, no se puede comprar un Toyota Prius usado con certificación en un concesionario de Ford, ya que cada compañía desarrolla un programa de certificación en base a sus estándares.

Por lo tanto, la certificación de un auto no es un procedimiento legal o está avalado por ninguna entidad gubernamental. Simplemente es un proceso de validación interno que las compañías o concesionarios realizan por sí solos.

Carmax, el concesionario de autos usados más grande en los Estados Unidos, por ejemplo, comercializa mucho su lema de “Nuestro proceso de investigación de antecedentes descarta millones de automóviles, y cada automóvil que vendemos está certificado por CarMax”, lo cual significa que los autos “certificados” por Carmax pasaron un proceso de investigación realizado por la misma compañía.

¿Conviene comprar un auto usado certificado?

En teoría, sí. Si la certificación significa que el vehículo está libre de accidentes, tiene un bajo millaje y sus condiciones físicas están en muy buen estado, el auto vale la pena. Aún así, se debe verificar el historial del vehículo para descartar cualquier posible accidente.

Qué no cubre la certificación

La certificación no debe confundiese con la garantía, la cual sí puede cubrir a un auto usado con muchas millas o con un accidente previo.

Ésta es solo una forma de informar a los consumidores que el concesionario de autos ha revisado el auto usado y lo respaldan.

En su mayoría, los autos con certificación fueron autos que se arrendaron anteriormente y siguen manteniendo una apariencia buena, además de los requerimientos especificados arriba.

***

Te puede interesar: