Por qué son cada vez más las ciudades que prohíben autos

New York restringe aún más el uso de autos en sus calles
Por qué son cada vez más las ciudades que prohíben autos
La infraestructura para autos ya no es una prioridad
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

¿Hay una guerra en contra de los autos? No exactamente. Más bien, hay una guerra en contra de las emisiones de carbono y el estresante tráfico.

De hecho, cada vez son más la ciudades que están prohibiendo o limitando el acceso a autos en ciertas regiones. ¿Por qué? El incremento de los autos en recientes décadas ha creado un caos en metropolis de los Estados Unidos como Nueva York y Los Ángeles.

Estas ciudades, en la lista de las ciudades más congestionadas del planeta, han experimentado todo tipo de problemas que van desde movilidad hasta accidentes de tránsito y un exceso de contaminación a causa de los millones de vehículos que transitan por las calles de las ciudades a diario.

Los vehículos de gasolina consumen hasta 60% del petróleo que se usa en los Estados Unidos y estos aportan más de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero al ecosistema, el principal contribuyente al cambio climático, explica el Departamento de Energía. A la hora de escoger un EV en vez de un auto de gasolina, se está contribuyendo a la pelea contra el Calentamiento Global.

Es por eso que, así como muchas ciudades en el mundo, las mayores metropolis de los Estados Unidos están optando por medidas legislativas para aliviar el congestionamiento de vehículos y ofrecer más opciones de movilidad compartida.

SI bien cada ciudad está agregando más carriles para conductores de bicicletas, tramos para transporte público y car pool lanes para autos con más de un pasajeros y vehículos eléctricos (EVs); ciudades como Nueva York ya está limitando el acceso a autos en calles principales.

Mientras Los Ángeles contempla cobrar más a conductores por conducir en sus carreteras, la ciudad de Nueva York ya ha prohibido el paso de autos a autos.

El pasado 3 de octubre, Nueva York puso a prueba un experimento que involucra la restricción de autos en una de sus avenidas más transcurridas: la 14th Street (Calle número 14) de Manhattan, un tramo de 1.1 millas que comienza desde la 3rd hasta la 9th Avenue.

La decisión de la Gran Manzana llega como alternativa para resolver el pesado flujo de transito que se vive día con día en la metropolis, y ésta replica el modelo que se está implementado en ciudades de Europa donde cada vez menos autos son permitidos transitar.

***

Te puede interesar: