California dejará de comprar autos de GM, Toyota y Chrysler por alinearse con Trump

Los fabricantes perderán millones, según reportes
California dejará de comprar autos de GM, Toyota y Chrysler por alinearse con Trump
El nuevo estilo de llevar asuntos complejos a pocas frases en Twitter, no refleja la complejidad de los hechos.
Foto: EFE/JOHN G. MABANGLO / Martin H. Simon/Getty Images

El estado de California está tomando represalias en contra de los fabricantes de autos que decidieron ponerse del lado del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la guerra de emisiones de carbono en autos que el gobernador de ese estado, Gavin Newsom, y Trump mantienen.

En un comunicado emitido el pasado lunes, el estado de California anunció que a partir de enero del próximo año dejará de comprar autos que no reconozcan el decreto de autoridad del California Air Resource, el cual exige estándares estrictos a las regulaciones de emisiones de carbono de los autos.

Y efectivo inmediatamente, según el comunicado, el estado dejará de comprar autos de gasolina y solo comprará vehículos eléctricos (EVs), híbridos y plug-ins.

El estado también se comprometió a solo comprar autos que vayan de acuerdo con sus ideales de medio ambiente, es decir, que produzcan emisiones por debajo de lo exigido a nivel federal.

Entre las marcas de autos que el estado ya no aprobará se encuentran General Motors, Toyota, Chrysler y Nissan, entre otros. “Los fabricantes de automóviles que han optado por estar en el lado equivocado de la historia estarán en el extremo perdedor del poder adquisitivo de California”, dijo el gobernador de California Gavin Newsom en un comunicado. “En los tribunales y en el mercado, California se enfrenta a quienes ponen las ganancias a corto plazo por delante de nuestra salud y nuestro futuro”.

Según reporta CNN, los fabricantes GM y Chrysler pudieran perder hasta $55 millones por el rechazo de California, mientras que Toyota y Nissan experimentaría pérdidas por debajo de los $10 millones.

¿Por qué pelean?

Para California, elevar los estándares de consumo de millaje por galón (MPG) es importante ya que entre más gasolina consume un auto por milla, más emisiones de carbono se producen, lo cual empeora el cambio climático.

Trump, por su parte, quiere  reducir estas regulaciones – en otras palabras, permitir que los autos consuman más gasolina por millas – sin importar cuántas emisiones de carbono se produzcan y sin importar el Acuerdo que los Estados Unidos firmó en París en el 2016, bajo el mandato de Obama.

Trump y el gobernador de California, Gavin Newsom, han estado peleando acerca de estas regulaciones por ya algunos meses, y la riña se encandeció después de que los fabricantes de autos más grandes del país – FordHondaBMW y Volkswagen – le dieran la espalda a Trump y firmarán un compromiso para fabricar vehículos más eficientes y limpios en los siguientes años.

En el 2009, el ex-presidente de los Estados Unidos Barack Obama propuso un cambio a estas regulaciones, pero con la intención de volverlas más estrictas, y así reducir  las emisiones de carbono que contribuyen al empeoramiento del Calentamiento Global.

Obama propuso una meta de eficiencia de combustible de 54.5 millas por galón de gasolina en todos los autos americanos para el 2025. Sin embargo, Trump quiere reducir esta meta a 36 millas por galón, causando que los vehículos produzcan mas emisiones en los siguientes seis años.

El argumento de la administración de Trump sugiere que si se demanda más eficiencia de combustible, los precios de los autos incrementarán y los autos clásicos dejarán de circular, aunque algunos expertos niegan dicha primicia.

***