La luz en medio del desierto que salvó a una familia migrante

Rescatan a padre, madre e hijo que peregrinaban por el desierto gracias a luz que encontraron en su camino
La luz en medio del desierto que salvó a una familia migrante
Las balizas de rescate sirven para localizar a migrantes en peligro.
Foto: Cortesía CBP

Una familia indocumentaba que se perdió en la frontera fue rescatada gracias a una luz que encontró en medio del desierto de Arizona y en la víspera de la Navidad.

El padre, la madre y el hijo peregrinaban durante la Nochebuena por un peligroso y desértico camino en busca de llegar a la tierra prometida al cruzar de México hacia Estados Unidos, cerca del punto fronterizo de Sonoyta y Lukeville.

Pero en su andar se perdieron y sus vidas estaban en riesgo ante las inclemencias del tiempo, extraviados en aquella inmensidad agreste donde el aullido de los coyotes es aterrador y donde el único refugio ante las congelantes temperaturas está debajo del cáctus o entre los matorrales.

En medio de aquella desesperación que les dejaba el frío, el cansancio y la desolación, esta familia migrante vio una luz que habría de convertirse en su salvación en esa Nochebuena.

Era la luz que de una de las 34 balizas de rescate o postes de emergencias instalados en el desierto de Arizona como parte de una iniciativa binacional que busca salvar la vida de los migrantes que cruzan la frontera en busca de oportunidades de trabajo.

Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que a pesar de la angustia y de los apuros en los que se encontraban, el padre, la madre y el hijo fueron encontrados en buen estado de salud y ninguno requirió de atención médica.

En los últimos tres meses -del 1 de octubre al 25 de diciembre-, los agentes de la Patrulla Fronteriza asignados al sector de Tucson, Arizona, han logrado rescatar a 243 migrantes, muchos de ellos gracias a las balizas de emergencias.

Un migrante perdido, herido, sin agua o que fue abandonado por el ‘coyote’ durante la travesía de cruzar la frontera por el desierto de Arizona puede recurrir a alguna de esas estaciones de rescate y oprimir un botón rojo para solicitar auxilio.

Los postes de emergencia son de 35 pies de altura, están equipados con luces estroboscópicas que son visibles desde largas distancias, tienen servicio telefónico para llamar al 911 y algunas cuentan con cámaras para que la Patrulla Fronteriza determine el tipo de emergencia y de respuesta que deberá desplegar.

En el año fiscal 2019 se registraron un total de 924 rescates en esa misma zona fronteriza, según datos del CBP, y muchos de los casos fueron por esa luz que encontraron en medio del desierto.