Ya cayó Alex Cora y el siguiente debe ser Carlos Beltrán; los Mets tienen la palabra

El ilustre boricua podría perder su trabajo como manejador antes de dirigir su primer entrenamiento
Ya cayó Alex Cora y el siguiente debe ser Carlos Beltrán; los Mets tienen la palabra
Carlos Beltrán fue presentado por los Mets el 4 de noviembre.
Foto: Rich Schultz / Getty Images

Alex Cora fue despedido el martes. Otro notable boricua podría seguirlo en las filas del desempleo beisbolero.

Carlos Beltrán, que apenas el 1 de noviembre se convirtió en el manager de los Mets de Nueva York, se encuentra en una posición muy tambaleante debido a su participación en el esquema de robo de señales cuando era jugador de los Astros de Houston en 2017.

Este miércoles empezaron a cobrar fuerza los rumores de que Beltrán, uno de los grandes peloteros puertorriqueños de todos los tiempos, dejará de ser piloto de los Mets antes de dirigir su primer entrenamiento.

De acuerdo con reportes, los Mets se encuentran examinando la situación y se espera algún anuncio pronto mientras crecen las presiones por el silencio del equipo en torno al tema.

Cora fue despedido el martes por los Red Sox de Boston; un día antes le tocó al manager de los Astros, A.J. Hinch, y en realidad no debería haber razón para que los Mets mantengan a Beltrán, de 42 años, en un cargo de liderazgo luego de un antecedente tan perturbador.

De acuerdo con el reporte del comisionado Rob Manfred, publicado el lunes, Beltrán fue uno de los jugadores que en 2017 ayudaron a elevar la sofisticación del esquema de trampa de los Astros, el cual fue orquestado por Cora desde meses antes.

Fue entonces cuando el esquema de robo de señales empezó a incluir un monitor instalado cerca del dugout de los Astros, en el cual se podían observar desde una cámara del jardín central las señales del catcher del equipo rival. Y luego se incorporó el hoy famoso golpe al bote de basura para avisar a los bateadores si el siguiente lanzamiento sería una bola rápida o no.

Irónicamente, Beltrán en principio no recibirá castigo disciplinario de parte de Major League Baseball, pues el comisionado explicó en su reporte que no sería práctico imponer sanciones a los peloteros debido a que todo el equipo de Houston estaba involucrado.

Beltrán, que como pelotero disparó 2,725 imparables, incluyendo 435 jonrones, había reemplazado a Mickey Callaway como piloto metropolitano. Su arribo a la caseta de Citi Field significaba un mensaje importante para la afición, especialmente la hispana, pero resultaría muy conflictivo para un equipo como los Mets empezar una nueva era bajo la nube del “juego sucio” del que Carlos fue parte.

Mantenerlo en el puesto sería muy controversial y, tal vez, muy equivocado.

LEER MÁS:

Mira cómo funcionaba el robo de señales de los Astros de Houston