Investigan si Huntington Park violó la Ley Santuario al entregar inmigrantes a migración

Más de una veintena de indocumentados sin delitos graves han sido transferidos por la policía local; ACLU presenta reclamo

Investigan si Huntington Park violó la Ley Santuario al entregar inmigrantes a migración
José Maldonado fue arrestado por la policía de Huntington Park y entregado al Servicio de Migración y Aduanas (ICE). (Araceli Martínez/La Opinión).
Foto: Araceli Martínez / Impremedia

José Maldonado fue arrestado el 15 de julio pasado en un restaurante en Huntington Park por la policía de esa ciudad, y después de mantenerlo detenido durante un día lo entregaron al Servicio de Migración y Aduanas (ICE), quien lo retuvo por 46 días.

Su arresto llevó a la Unión Americana de Libertades Civiles del Sur de California (ACLU Socal) a presentar un reclamo administrativo contra la ciudad de Huntington Park por violar la Ley Santuario (SB54). Esta ley  prohíbe la cooperación de las policías locales en California con el ICE.

Maldonado logró recuperar su libertad tras el pago de una fianza, pero por las acciones de la policía de Huntington Park, ahora se enfrenta a un proceso de deportación  y a la posibilidad de ser separado de su familia.

Loading the player...

ACLU encontró que al menos 29 inmigrantes indocumentados han sido entregados por la policía de Huntington Park al ICE en los dos últimos años, de acuerdo a récords obtenidos por la organización.

“Hemos hecho un reclamo administrativo y Huntington Park tiene 45 días para responder. Todavía no hemos tenido una respuesta”, dijo la abogada de ACLU, Li Chia.

Y lamentó que la policía de Huntington Park haya puesto en riesgo de deportación a Maldonado, un padre de familia de tres hijos de 24 y 14 años, nacidos en EEUU, quien lleva más de 22 años en el país, y se gana el sustento en la construcción. “Esto no es bueno. “¿Cómo es posible que no puedas confiar en la policía de tu propia ciudad?”, dijo la abogada Chia.

Maldonado dijo que no se esperaba el arresto ya que nunca ha sido procesado por ningún crimen. Fue detenido después de que fue sacado de un restaurante por sus agentes de seguridad, y cuando intentó volver a entrar para reunirse con sus amigos, llamaron a la policía y se lo llevaron.

“Estoy haciendo este reclamo porque quiero que lo que me paso a mi, no le pase a otras familias. Quiero que la ciudad de Huntington Park cumpla con la ley y deje de trabajar con ICE. Quiero que tomen responsabilidad por lo que me han hecho a mi y a mi familia”, señaló.

Karina Macías, alcaldesa de Huntington Park. (Araceli Martínez/La Opinión).

Lanzan investigación

El jefe de la policía de la ciudad de Huntington Park, Cosme Lozano dijo que han lanzado una investigación inmediata en torno a los reclamos hechos por ACLU, ya que ellos se apegan de manera firme a las políticas de la Ley Santuario.

Como inmigrante dijo que él mismo, respeta completamente los derechos de los inmigrantes, y mantiene una política amplia de acuerdo con la Ley Santuario. “El Departamento de Policía se apega totalmente a estas protecciones de ley”, aseveró.

Sin embargo, hizo ver que lamenta la situación en la que se encuentran, y han estado investigando.

“Vamos a continuar con la transparencia y mejorando nuestros controles internos para asegurar el apego de la ley Santuario a las políticas del departamento”, anotó.

Por lo pronto, externo que no puede comentar sobre los detalles de la investigación interna. Pero adelantó que dos empleados de la cárcel han sido puestos en un permiso administrativo pagado.

“Voy a continuar trabajando de cerca con nuestros líderes de la Ciudad y miembros de la comunidad para asegurar que continúe la confianza y el respeto mutuo”, agregó.

El asambleísta de Los Ángeles, Miguel Santiago pide respeto para los inmigrantes y la ley Santuario. (Araceli Martínez/La Opinión)

Preocupación entre concejales

Karina Macías, alcaldesa de Huntington Park, dijo que la denuncia de ACLU que alega que la policía violó la Ley Santuario, es extremadamente preocupante para ella y la Ciudad.

“Primero quiero recordar a la comunidad que están seguros. Nuestro jefe de policía están tomando esta situación con seriedad para seguir trabajando juntos y mantener la ciudad segura”, indicó.

Hizo ver que si en el transcurso de la investigación se descubre que miembros del Departamento de Policía violaron la Ley Santuario, se tomarán medidas estrictas e inmediatas.

“Quiero recordar que nuestras políticas Santuario son más fuertes ahora que antes. En el 2015 durante mi primer mandato como alcalde, creé una póliza para que los residentes pudieran servir en las comisiones de la ciudad sin importar su estatus, y la ciudad se mantuvo firme para defenderlos”, sostuvo.

Recordó que por eso, ella y otras dos concejales recibieron numerosas amenazas y hostigamiento.

“Menciono esto como un recordatorio de las pólizas que hemos defendido como hijos de inmigrantes, y porque valoramos todo lo que hacen”, mencionó.

Dijo que la denuncia de ACLU no la están tomando a la ligera, y si no se implementó la ley se tiene que investigar y cambiar. El jefe de la policía está abierto a investigar, y técnicamente tiene que tomar acción. Si algo pasó con los empleados, tiene que dejarnos saber”.

Además, agregó que “es lamentable lo que pasó, pero es algo que se puede corregir en la ciudad, y el jefe de la policía lo entiende y sabe de la importancia de trabajar con la comunidad para que exista confianza”.

El presidente emérito del Senado, Kevin de León dijo que esperaría que la Ley Santuario la hubiera violado Huntington Beach, pero no una ciudad de inmigrantes como Huntington Park en el condado de Los Ángeles. (Araceli Martínez/La Opinión).

Esperan justicia

El asambleísta Miguel Santiago dijo que quieren asegurar que los inmigrantes no sean atacados por la propia policía de sus ciudades.

‘Esperamos una investigación amplia, y que se haga justicia. Nuestro mensaje fuerte a todos los departamentos de policía y municipalidades de California, es de respeto a los inmigrantes, a  la ley SB54, y también queremos decirles que no nos coordinamos con Donald Trump en su ataque y odio hacia esta comunidad”, enfatizó.

“Luchamos muy duro para que la Ley Santuario se aprobara, y no vamos a permitir que se viole aquí, y en ningún lugar del estado de California, y donde la policía sea cuestionada, vamos a estar ahí para asegurar que los inmigrantes sean protegidos”, remarcó.

El presidente emérito del Senado Kevin de León, autor de la Ley Santuario, recordó que hizo esa legislación para proteger a las familias indocumentadas trabajadoras, y para que la policía no coopere con migración, y detenga a personas que no han cometido ningún delito mayor.

El Acta de Valores (Ley Santuario) es la ley en California, quiera o no quiera la policía local. Quiero enfatizar que no vamos a permitir que ningún gobierno local viole sus mandatos”, expresó.

“Vivimos momentos críticos en los que los derechos de los inmigrantes están siendo atacados como nunca antes en la historia reciente. Las detenciones de inmigrantes por parte de la policía de Huntington Park y su transferencia ilegal, no solo viola la ley, devasta familias y comunidades”, subrayó.

Y fue más allá: “¡Qué quede muy claro, vamos a defender a las familias trabajadoras cuyo único delito es cruzar la frontera para trabajar y ganar su dinero con el sudor de su frente. No son criminales con delitos mayores!”, exclamó.

No es la primera vez

En agosto de 2018, Brian Cerano Pulino fue arrestado por la policía de Huntington Park y entregado al ICE por el delito menor de orinar en la vía pública.

Michelle García, su esposa, quien lo acompañaba, dijo que el arresto y entrega a migración, fue un acto de racismo y una violación a la Ley Santuario de California.