Un conocido mago de Florida se convierte en la primera víctima mortal por coronavirus

El hombre, de 77 años, había sido trasladado al hospital con problemas respiratorios

Un conocido mago de Florida se convierte en la primera víctima mortal por coronavirus
Richard Curren era muy querido entre su comunidad.
Foto: WSVN / Cortesía

Esta semana se reportaron tres muertes en un centro de vida asistida en Fort Lauderdale (Florida), según dijo el martes el Dr. Scott Rivkees en una conferencia de prensa.

Un hombre de 77 años identificado como Richard Curren murió en Atria Willow Wood, situado en 2855 W. Commercial Blvd. Le habían diagnosticado con COVID-19.

El hombre había sido un prominente mago hace unos décadas y era muy querido en su comunidad.

Te puede interesar: Equipos de emergencia de Miami en aislamiento por coronavirus: podría escasear el personal

Los resultados de las pruebas están pendientes para las otras dos personas.

“Tristes noticias. Mi padre, Richard Curren, murió anoche de una infección respiratoria relacionada con COVID-19”, escribió el hijo de Curren, Erik Curren, en Facebook. “Vivía cerca de Fort Lauderdale (Florida) y tenía 77 años. Deja a mi madre, su esposa de 57 años. No importa cuántas cirugías de reemplazo de articulaciones haya sufrido, todavía no pudo resistir la oportunidad de bajar a la alfombra para jugar con un niño pequeño”.

Richard Curren murió en el edificio principal de Atria Willow Wood, que alberga a los residentes que viven asistidos. El campus también cuenta con un espacio de cuidados de memoria en un edificio separado.

Te puede interesar: Un posible positivo de coronavirus en el campus médico de la Universidad de Miami

El vicepresidente de atención en Atria Senior Living, Mike Gentry, mandó un comunicado al respecto.

“La salud y el bienestar de los residentes y empleados de Atria es nuestra primera prioridad. El 16 de marzo, recibimos noticias de un caso confirmado de COVID-19 en Atria Willow Wood. Este residente había estado en el hospital desde el 6 de marzo. Lamentablemente, el residente falleció. A partir de hoy, ha habido otros cuatro residentes en el hospital sometidos a pruebas para detectar el COVID-19. Hemos recibido confirmación de que una de estas pruebas es negativa y esperamos los resultados de las pruebas restantes”.