Coronavirus: los héroes de nuestra comunidad merecen protección

Sindicatos piden al gobernador Newsom que designe a los trabajadores de supermercados, farmacias como personal de emergencia
Coronavirus: los héroes de nuestra comunidad merecen protección
Los trabajadores de supermercados están expuestos al contagio.
Foto: Gerardo Romo / El Diario

A esta altura de la pandemia, nadie puede negar que los trabajadores esenciales, tanto de supermercados, farmacias, repartos y cuidado de salud, entre otros, se han convertido en los héroes de nuestra comunidad. Gracias a ellos, aún podemos comprar alimentos, medicinas y tantos otros productos que necesitamos para sobrevivir. Estos miles de trabajadores están constantemente expuestos al contagio del COVID-19.

Es por ello que trabajadores, activistas y líderes sindicales enviaron esta semana una petición al gobernador Gavin Newsom, para que dichos trabajadores esenciales sean designados como personal de emergencia y reciban las protecciones que necesitan y se merecen.

“No estamos pidiendo nada especial”, señaló John Grant, Presidente de UFCW Local 770. El Alcalde, el Gobernador nos dicen que nos quedemos en casa, que mantengamos la distancia social, pero los trabajadores no están siendo considerados. ¿Es que ellos no cuentan?”, preguntó. Los locales sindicales de UFCW en California representan a más de 120,000 trabajadores de tiendas de supermercado y a 15,000 trabajadores de farmacias. Sus miembros en comercios minoristas están siendo impactados desproporcionadamente por la pandemia del coronavirus.

Los gobernadores de Minnesota, Michigan y Vermont ya clasificaron a los trabajadores de supermercados de dichos estados como personal de emergencia.

En los mercados existe la mayor concentración de personas.

‘Bajo presión y con miedo’

En entrevista con La Opinión, “Alejandra”, una trabajadora de Food 4 Less que pidió mantener la confidencialidad de su nombre, describió sus días desde el brote del coronavirus COVID-19.

“Es realmente muy frustrante trabajar con tanta presión y miedo. Sabemos que es muy importante ir a trabajar, pero estamos expuestos a un virus invisible y muy peligroso, que no nos queremos contagiar, ni queremos contagiar a nuestros hijos ni a nuestras familias. En los mercados es donde más se aglomera la gente, y por tanto donde se aglomera la enfermedad. Especialmente si no hay control”, describió.

Entre las muchas dificultades que está atravesando, la trabajadora mencionó el cuidado de su hijita de dos años a quien tiene que dejar con familiares, mientras ella sale a trabajar.

“No siempre puedo encontrar a quién pueda cuidar a mi niña. Al llegar de trabajar, me saco la ropa en un balconcito, me doy un baño de agua bien caliente, y me ponga ropa limpia para no contagiarla, y recién entonces puedo pasar a buscarla”, relató.

La situación de Alejandra no es única y muchos de los trabajadores enfrentan los mismos obstáculos, en particular las madres y padres cuyos hijos no están yendo a la escuela, ya que LAUSD canceló las clases hasta por lo menos mayo.

Es por ello que la petición de UFCW Local 770  incluye que los trabajadores reciban pago para el cuidado de sus niños.

“Pedimos al Gobernador que nos mire como a los trabajadores de las salas de emergencia, de los hospitales. Porque nosotros estamos arriesgando nuestras vidas y las de nuestras familias. A veces sentimos que nos mandan al matadero, pero también queremos ayudar a nuestra comunidad. Todos estamos con el mismo sentimiento y necesitamos protegernos más.”, compartió la trabajadora.

Los trabajadores esenciales se exponen cada día al contagio de los clientes.

Petición al Gobernador

Grant subrayó la importancia de estandarizar las protecciones a los trabajadores.

“Las protecciones en este momento son aleatorias. Las tiendas están eligiendo aumentar sus ventas y cada una tiene distintos parámetros de protección. ¿Quién decide quién vive y quién muere? Estamos al frente del peligro, en contra de un insidioso e invisible virus. No vamos a permitir que pongan en peligro sus vidas”, señaló Grant.

“Yo quiero servir a mi comunidad y proteger a mi familia. Pero no me siento seguro al venir a trabajar en estos momentos. Estoy trabajando turnos de 12 horas, seis días a la semana y me siento expuesto a este peligroso virus. Tengo miedo de llevarlo a casa”, expresó Sean Krane, trabajador de Vons desde hace 15 años. “Yo quiero saber que California me apoya. No debería tener que elegir entre perder mi cheque o enfermarme”, agregó.

Los trabajadores se quejaron de que les han estado cambiando los horarios constantemente, y muchos de ellos ni siquiera cuentan con seguro médico.

“Hay quienes están trabajando hasta 10 y 12 por día, seis e incluso siete días a la semana. ¿Quién va a cuidar a sus hijos?”, señaló Grant.

“Queremos que sean conscientes de que los trabajadores estamos en una posición muy vulnerable. Esto fue lo que me decidió a hablar. Realmente necesitamos ser escuchados”, agregó Alejandra. “Pedimos que no dejen entrar a tanta gente a la vez, que protejan a los cajeros y cajeras que están expuestos constantemente. No sabemos quién tiene el virus. ¿Qué están esperando, que nos contagiemos todos?”

La carta al Gobernador pide que se les de el tiempo a los trabajadores para que puedan lavarse las manos cada 30 minutos, que se les provean guantes, mascarillas y geles anti-gérmenes (sanitizers), plexigás para que las cajeras y cajeros estén protegidos, dos semanas de tiempo libre adicional, pago para el cuidado de los niños y acceso a pruebas gratis del coronavirus para todos los trabajadores.

“Cada momento que esperamos, más gente se va a contagiar. Tenemos la obligación de proteger a nuestros trabajadores”, indicó Grant.

“Estamos enfrentando una crisis sin precedentes. Los trabajadores esenciales de tiendas de comercios minoristas han respondido al reto de hacer su parte para servir a los clientes y ayudar a sus comunidades. Mientras todo lo demás está cerrando, incluso las playas y los parques, las tiendas de supermercado y las farmacias continúan abiertas. Si no tomamos medidas adicionales de manera pareja en todo California, los clientes y trabajadores se van a enfermar en mayor cantidad. Ahora California debe hacer todo lo que esté a su alcance para mantener a las personas seguras”, agregó Grant.

Hasta el momento de cierre de edición, la petición había recabado más de 13,000 firmas e iba en aumento.

Para firmar la petición al gobernador Newsom y proteger a los héroes anónimos que cada día arriesgan sus vidas para servir a la comunidad, visita: https://p2a.co/SmeYYXw