¡No necesitas freír!, 10 alternativas para cocinar mejor tus alimentos

La comida frita no solo te aumenta de peso, también el riesgo de diabetes, enfermedad cardiaca y cáncer

¡No necesitas freír!, 10 alternativas para cocinar mejor tus alimentos
Evita los alimentos fritos y grasosos. Foto: Dzenina Lukac/Pexels
Foto: Dzenina Lukac / Pexels

Las comidas fritas no suelen ser la mejor opción para tu salud ya que pueden aumentar hasta un 55% el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardíaca de acuerdo a la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Al freír, no solo pueden perderse parte de los nutrientes de ciertos alimentos, sino que algunos aumentan el contenido de sustancias no deseables como la acrilamida, que puede aumentar el riesgo de cáncer.

Si eres una persona con tendencia a subir de peso también podrías considerar evitar consumir alimentos fritos, ya que las personas con una predisposición genética a la obesidad tienen un mayor riesgo de obesidad y enfermedades crónicas relacionadas por comer alimentos fritos que las que tienen un menor riesgo genético.

Existen otras 10 opciones para preparar tus alimentos que resultan más saludables de acuerdo a la American Heart Association.

1. Hornear

Cocina los alimentos lentamente en calor seco como un horno.

2. Blanquear

Hierve la comida brevemente (unos 30 segundos) y luego sumérgela en agua con hielo para detener la cocción.

Esta opción es la más recomendable si deseas mantener tus verduras crujientes o casi crudas. Es un método recomendable antes de congelarlas.

3. Estofado

Cocina los alimentos utilizando calor seco, del horno o de la estufa, y calor húmedo del líquido.

4. Asar

Cocina directamente bajo una fuente de calor a alta temperatura.

5. Asado

Consiste en cocinar al horno de un modo muy jugoso, sin tapar los alimentos. Especialmente se hace con la carne, pero también con los pescados y las verduras.

Foto: PxHere

6. Parrilla

Cocina directamente sobre una fuente de calor.

7. Poach o escalfado

Sumerge los alimentos en un líquido hirviendo como agua, caldo o vino.

8. Saltear

Cocina los alimentos en una sartén a fuego directo usando una pequeña cantidad de líquido como caldo de verduras, jugo de frutas, vino, aceite saludable  o aceite en aerosol, o incluso agua.

Foto: DanaTentis/Pixabay

9. Sofrito

Usa un wok o una sartén grande para cocinar rápidamente a fuego muy alto en una pequeña cantidad de líquido o aceite. Revuelve constantemente para evitar que se pegue o se queme.

10. Vapor

Cocina en una olla tapada sobre agua hirviendo. Los alimentos conservarán más su forma, textura y sabor.