Newsom revela las reglas para que las comunidades de California puedan reabrir negocios

Aunque el estado mantiene la orden de "Más seguro en casa", ciertos negocios e industrias pueden reanudar actividades siempre que sigan las reglas de protecci'on contra el COVID-19

Una tienda cerrada en San Francisco donde la orden de estar en casa se extiende a fines de mayo.
Una tienda cerrada en San Francisco donde la orden de estar en casa se extiende a fines de mayo.
Foto: JOHN G. MABANGLO / EFE

El gobernador Gavin Newsom anunció nuevas protecciones y medidas para prevenir el coronavirus para tiendas minoristas y lugares de trabajo elegibles para reabrir el viernes y en las próximas semanas, marcando el comienzo de la disminución gradual en California de la orden de quedarse en casa y para intentar reavivar una economía estatal devastada por la pandemia de COVID-19.

En California se podrían reabrir las comidas en restaurantes, los lavados de autos, los centros comerciales y algunos edificios de oficinas en las próximas semanas, si los funcionarios de salud pública de un condado pueden demostrar que la propagación del coronavirus se ha estabilizado allí.

Los funcionarios de cada condado deben demostrar al estado que tienen pruebas adecuadas para detectar los casos de COVID-19 y la capacidad hospitalaria para atenderlos, así como capacidad de aislar a las personas con el virus, y rastrear con quién han contactado.

Ya desde esta semana se anunció por el gobernador que las librerías, las tiendas de música, las jugueterías, las florerías, minoristas de artículos deportivos, tiendas de ropa y otros pueden reabrir para que los clientes  recojan las compras en la acera a partir del viernes, a menos que se lo impidan restricciones locales más estrictas. Los fabricantes y suministradores que proveen bienes para esas empresas también podrán reanudar sus operaciones.

Una protesta para pedir que se abran los negocios en Sacramento el 7 de mayo de 2020. JOHN G. MABANGLO/EFE

El estado recomienda que los minoristas continúen alentando el distanciamiento físico e implementen formas de cobro sin contacto manual para que los clientes paguen sus compras.

Los fabricantes deben cerrar las áreas de descanso en interiores y los almacenes deben tener materiales de higiene durante las entregas y proporcionar a los empleados equipo de protección personal, dijo el Dr. Mark Ghaly, secretario de Salud y Servicios Humanos del estado.

Antes de reabrir, se requiere que todos los negocios minoristas creen un plan para proteger a los empleados y clientes, capacitar a los empleados sobre cómo limitar la propagación de COVID-19, implementar medidas para detectar a los empleados que puedan estar enfermos e implementar políticas de desinfección y distanciamiento social.

Newsom firmó una orden ejecutiva el 19 de marzo que requiere que los 40 millones de residentes del estado permanezcan en sus hogares para prevenir el contagio con COVID-19 a menos que sean clasificados como trabajadores esenciales. Desde entonces, los residentes de California están cumpliéndola.

El estado ha procesado más de 4.2 millones de reclamos de desempleo desde mediados de marzo, cuando las empresas comenzaron a cerrar sus puertas y despedir empleados.