¿El coronavirus está en mi ropa, en mi cabello, en mis zapatos o en la paquetería?

El regreso a casa después de una salida esencial se ha convertido en toda una faena de desinfección

¿El coronavirus está en mi ropa, en mi cabello, en mis zapatos o en la paquetería?
La higiene exagerada no se recomienda.
Foto: Unsplash

Quitarse los zapatos, cambiarse de ropa, no tocar nada, lavarse las manos antes y después de retirarse la mascarilla, colocar las compras en un lugar seguro, bañarse y limpiar todo lo que vino de la calle son acciones que resumen la faena de desinfección en que se ha convertido el regreso a casa prácticamente desde que inició la pandemia de coronavirus COVID-19.

Pero ¿es real, el coronavirus está en la ropa, en el cabello o en los zapatos? ¿Es necesaria toda esta rutina de higiene al volver al hogar después de hacer una salida al supermercado, a la farmacia o a pasear al perro?

The New York Times se dio a la tarea de preguntar a algunos expertos sobre el peligro real que supone la supervivencia del coronavirus en las distintas superficies con las que tenemos contacto al realizar una salida esencial de casa.

En la ropa

Mientras se respete el distanciamiento y la salida haya sido breve, los expertos señalan que es poco probable que las partículas del virus se adhieran a la ropa, incluso cuando floten en el aire después de que un enfermo haya estornudado o tosido.

La doctora Linsey Marr, científica especializada en aerosoles del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, explicó a la publicación que, a menos que alguien nos estornude encima, bañarse y cambiarse la ropa es innecesario porque nuestro cuerpo empuja el aire y aleja de la ropa las partículas virales que pudieran estar flotando por ahí, si acaso hubiera.

En el cabello

A menos que alguien estornudara directamente en tu cabello, es poco probable que portes el virus en él. Para infectarte a través del cabello, primero deberías tener suficiente cantidad del virus en el pelo, posteriormente tocar exactamente la zona infectada y después tocarte la boca, la nariz o los ojos para enfermarte.

En los zapatos

Es bien sabido que los zapatos acumulan gérmenes insospechados, pues con ellos pisamos todo tipo de materias. Aunque no hay casos documentados de contagio de coronavirus por tocar los zapatos, los expertos no recomiendan limpiarlos con desinfectantes al llegar a casa, sino dejarlos en un lugar en particular (como una caja o zapatera) y usar un calzado limpio para el interior, que se use exclusivamente en casa.

En la paquetería

Aunque contagiarse de COVID-19 por manipular el correo o la paquetería que llega a la casa es remoto según los expertos, no está de más tomar precauciones. Lo mejor es desechar los empaques y lavarse las manos después de tocar estos artículos. Otra opción es dejarlos en un lugar designado durante 24 horas y, pasado ese tiempo, entonces sí, manipularlos.

Los especialistas coinciden en que lavarse las manos es la mejor medida preventiva contra este virus que puede sobrevivir 24 horas en el cartón y hasta tres días en superficies de plástico y metal.