Lo quieren fuera: periodistas y aficionados llaman “golpeador de mujeres” a Renato Ibarra y critican al América por su posible regreso

El medio futbolístico no le perdona al jugador su incidente de violencia familiar
Lo quieren fuera: periodistas y aficionados llaman “golpeador de mujeres” a Renato Ibarra y critican al América por su posible regreso
Renato recibió el perdón de su exesposa.
Foto: Ricardo Aldayturriaga / Imago7

A principios de marzo, el ecuatoriano del América, Renato Ibarra, se vio envuelto en un escándalo tras revelarse que golpeó a su esposa, Lucely Chalá, en una discusión en la que estuvieron involucrados otros familiares.

El caso llegó a las autoridades, el jugador tuvo que ser ingresado al Reclusorio Norte de la Ciudad de México por violencia doméstica y aunque después recibió el perdón de su pareja, el daño estaba hecho puesto que no solo estaba en medio de la polémica, también el América lo había separado definitivamente del plantel.

Durante estos meses, las Águilas le buscaron acomodo en otro equipo, se habló de Pachuca, pero el futbolista tuvo que reportar con el equipo al que pertenece, se le volvió a ver en Coapa para las pruebas de coronavirus y entrena de manera virtual con el club, lo que causó una ola de críticas a la institución.

Personajes de los medios de comunicación han sido los más molestos, puesto que consideran que Renato no debería volver al América y han cuestionado los valores del equipo, principalmente figuras como David Faitelson y José Ramón Fernández.

Asismimo, periodistas como Giselle Zarur y Verónica Rodríguez y María Fernanda Mora de Fox Sports han levantado la voz y han pedido que no solo el América, sino que ningún club de la Liga MX le dé espacio a Ibarra.

Por su parte, los aficionados han estado divididos, mientras unos quieren que vuelva por su calidad futbolística, otros piensan que esto sería faltarle al respeto a los valores del club.

Quien ha tratado de suavizar el tema es el técnico de los azulcremas, Miguel Herrera, quien ha pedido una segunda oportunidad para Renato como persona y se ha escudado en que las acusaciones en su contra ya fueron retiradas por parte de su esposa, además, ha dejado en manos de la directiva el futuro de Renato Ibarra, quien sigue entrenando porque pertenece al club y cerrarle las puertas significaría una importante pérdida de dinero para las Águilas.