Oficina del Censo reinicia el reparto de cuestionarios a domicilio

Residentes del condado de Orange reciben los paquetes físicos en la puerta de su hogar

Oficina del Censo reinicia el reparto de cuestionarios a domicilio
Los trabajadores del Censo visitarán los hogares que no han participado.
Foto: Cortesía Oficina del Censo / Cortesía

Ni la pandemia, ni las protestas detienen el conteo nacional de la década. Esta semana, la Oficina del Censo continúa con su labor, repartiendo paquetes con los cuestionarios a los hogares del condado de Orange.

El conteo que realiza cada década la Oficina del Censo no se detiene, a pesar de los tiempos inciertos que estamos atravesando. Y es que de sus hallazgos dependen la distribución de fondos federales para programas y servicios indispensables para la comunidad, así como los límites de los distritos y la representación política en Washington DC, entre otros. Son precisamente los resultados del conteo los que definirán la ayuda y recursos para muchas de las comunidades de bajos recursos. Cuando enteros grupos demográficos no son contados, sus necesidades no son consideradas durante los próximos 10 años.

Es por ello que, a pesar de los momentos inciertos por los que el país está atravesando, es fundamental responder al cuestionario del Censo. Participar y ser contados sólo toma 10 minutos y puede hacerse simplemente desde cualquier teléfono, computadora, tableta o enviando los resultados por correo.

Protocolos de seguridad y distanciamiento social

La Oficina del Censo comenzó la distribución de invitaciones y cuestionarios en marzo pasado, pero dicha actividad tuvo que ser temporalmente suspendida, tras las medidas de cuarentena y distanciamiento implementadas para prevenir la propagación del coronavirus.

Esta semana, la agencia retomó la distribución en persona de paquetes de cuestionarios a los hogares del condado de Orange que no reciben correo en su domicilio físico. Los trabajadores del Censo están repartiendo dichos paquetes, siguiendo los protocolos de seguridad y distanciamiento social, llevando máscaras y portando identificación oficial.

La Oficina del Censo continuará repartiendo dichas invitaciones y cuestionarios en las puertas de alrededor de 5.1 millón de hogares del país, de los cuales 1,741 pertenecen al condado de Orange.

Representando a tu comunidad

Todos y cada uno de nosotros somos miembros de distintos grupos demográficos que no necesariamente están definidos geográficamente. Por ejemplo, podemos representar a “mujeres-con hijos-que trabajan tiempo completo”, al mismo tiempo que nos identificamos como “mujeres-inmigrantes-latinas”, incluso cuando otros miembros del mismo grupo viven en otra ciudad o estado. Las respuestas al Censo ayudan a identificar los distintos grupos que viven en el país, sus circunstancias, desafíos y necesidades.

Existen grupos que son más difíciles de contabilizar que otros, por ejemplo, las comunidades indígenas, los inmigrantes, las personas muy mayores y los niños muy pequeños, entre otros. Cuando la mayoría de los miembros de un grupo en particular no son contabilizados se comete una especie de genocidio demográfico, esto es se ignora la existencia y necesidades de comunidades enteras.

Por otro lado, cuando las estadísticas de edad, raza o etnia son combinadas con información geográfica o financiera, el Gobierno puede obtener una imagen más realista y detallada de la población. Del conteo del Censo dependen también la reparación y construcción de carreteras, los almuerzos escolares, fondos para hospitales y los servicios de emergencia, entre otros, de los próximos 10 años.

Cómo afecta el conteo del Censo a cada comunidad

  • Madres, padres y niños en edad escolar. La información recabada por la Oficina del Censo determina si la comunidad necesita nuevas bibliotecas, escuelas y programas como Head Start (para niños de edad prescolar de bajos recursos). Si por ejemplo la familia no incluye a los bebés menores de un año de edad en las respuestas al cuestionario del Censo, dichos niños no serán considerados ni tenidos en cuenta a la hora de distribuir fondos para programas que los beneficiarían, hasta que estos cumplan 10 años y se realice el próximo Censo. Lo mismo ocurre con los fondos de programas de almuerzos escolares o educación especial.
  • También dependen del conteo del Censo las becas del Departamento de Educación para entrenamiento de docentes, las becas para colegios, universidades y centros de educación vocacional y técnica.
  • Nutrición. De los resultados obtenidos por la Oficina del Censo depende el Programa de asistencia nutricional (conocido previamente como estampillas de comida).
  • Otros recursos. También dependen de la información de la Oficina del Censo los programas de asistencia de vivienda para las personas mayores de 65 años, la creación de empleos, la asistencia médica y el cuidado de niños para madres y padres que trabajan fuera del hogar.

Si todavía no respondiste al cuestionario, o si necesitas más información, visita el sitio en español https://2020census.gov/es