Fiscal de Los Ángeles alerta sobre un nuevo tipo de estafa telefónica acerca del coronavirus

Los representantes del Departamento de Salud jamás pedirán información privada

Mike Feuer, fiscal de la ciudad de Los Ángeles.
Mike Feuer, fiscal de la ciudad de Los Ángeles.
Foto: Captura de video / Cortesía

Desde que empezó la pandemia del COVID-19 se han dado a conocer diversos tipos de estafas que tienen como único fin aprovecharse del nerviosismo e incertidumbre de la comunidad.

Hace solo unas semanas, en Los Ángeles se reportó sobre la venta de ‘kits’ para hacerse la prueba del coronavirus en casa y el ofrecimiento por Internet de remedios que prometían combatir la enfermedad —artículos que no existen y que solo buscan lucrar con el miedo de las familias en medio de la crisis—.

Por ello, el fiscal de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, dio a conocer el sábado sobre un nuevo tipo de estafa que está relacionado con los “contact tracers”.

Los “contact tracers” se encargan de llamar a las personas que dieron positivo al coronavirus para preguntarles si estuvieron en contacto reciente con alguien en particular. Luego, llaman a aquellos individuos que estuvieron expuestos para alertarlos y así tratar de evitar que se propague la enfermedad.

“Miles de personas en California trabajan ahora como ‘contact tracers’ con el objetivo de detener los contagios por coronavirus… Trabajan de manera legítima con el Departamento de Salud del estado y llaman, envían mensajes de texto o correos electrónicos a las personas que pudieron haber estado en contacto con un enfermo”, indicó Feuer en un video.

Agregó que los trabajadores suelen hacer preguntas sobre síntomas, hablan sobre los riesgos y dan consejos sobre cómo hacer la cuarentena.

Además, agregó, refieren a estas personas a lugares donde realizan pruebas gratuitas, sin importar el ingreso o el estado migratorio.

Ellos nunca te preguntarán sobre tu número de Seguro Social o sobre tu información financiera o de seguro médico”, explicó Feuer.

El fiscal indicó que si hay un estafador haciéndose pasar por un “contact tracer”, la gente a la que les llaman pueden descubrirlos, ya que al principio de la conversación hablan como si supieran mucho acerca del
coronavirus.

No obstante, una vez establecida la “confianza”, optan por pedir información confidencial y suelen enviar un enlace para que cuando la persona lo abra, se descargue un software en su teléfono o computadora para robar datos.

Por eso recomienda estar alerta y no brindar información privada y en caso de que se presente un intento de estafa, denunciarlo.

Si usted tuvo una experiencia similar, llamar a la oficina del fiscal Miker Feuer para presentar un reporte al 1(213) 978-8070, y para más información sobre los “contact tracers” se puede visitar el portal covid19.ca.gov/contact-tracing.