Acusado de tiroteo en Walmart de El Paso enfrentará acusaciones por nuevos delitos

Incluirán el asesinato de Guillermo "Memo" García, quien murió en abril pasado, y a todos los lesionados en el tiroteo

Un memorial en el Walmart de El Paso para honrar a los muertos en la masacre, en agosto de 2019.
Un memorial en el Walmart de El Paso para honrar a los muertos en la masacre, en agosto de 2019.
Foto: LARRY W. SMITH / EFE

MIAMI – Patrick Crusius, acusado de matar a 23 personas en un tiroteo en la ciudad texana de El Paso el 3 de agosto de 2019, recibirá este jueves nuevos cargos por la muerte de Guillermo “Memo” García, que murió en abril pasado debido a las heridas, dijo el fiscal de distrito Jaime Esparza.

En declaraciones al The Dallas Morning News, el fiscal del distrito de El Paso dijo que añadirán más cargos para “incluir esa muerte adicional y a todos los heridos en la masacre en Walmart”.

Esparza indicó además que así se presentarán, antes de que concluya la fase de acopio de pruebas el próximo 30 de junio.

Patrick Crusius está acusado por la masacre de El Paso. Fotos: EFE y Getty Images

Guillermo “Memo” García falleció en abril tras casi nueve meses de hospitalización como consecuencia de las heridas que sufrió durante el tiroteo, considerado el peor contra la comunidad latina en la historia de Estados Unidos.

Con la muerte de García sumaron 23 los fallecidos por ese tiroteo, que ha sido considerado por las autoridades como un crimen de odio de carácter racista.

García se encontraba junto a su mujer, Jessica, y sus dos hijas en un establecimiento de la cadena de supermercados Walmart en El Paso cuando supuestamente Crusius abrió fuego contra los presentes, la mayoría de origen latino.

El hombre recibió un disparo en la espina dorsal, lo que le obligó a someterse a varias operaciones quirúrgicas, y su mujer sufrió heridas de bala en las piernas, aunque su vida quedó fuera de peligro; mientras que las dos hijas salieron indemnes.

En diciembre de 2019, Crusius fue procesado por la muerte de las otras 22 víctimas mortales en este tiroteo, 8 de las cuales eran mexicanos, y podría recibir la pena de muerte.

De acuerdo a documentos de la investigación, el acusado confesó a la Policía cuando fue detenido que su objetivo era matar “mexicanos” y reconoció que él fue quien abrió fuego contra una multitud en el Walmart de El Paso, al que suelen acudir a comprar muchos ciudadanos mexicanos.

A través de sus abogados, Crusius se declaró inocente en corte estatal y federal.

Crusius condujo casi diez horas, desde la ciudad de Allen hasta El Paso, para cometer la matanza en ese supermercado y supuestamente publicó un manifiesto en internet en el que afirmó que el ataque era una “respuesta a la invasión hispana de Texas”.

Esparza negó que, aunque su hermana estaba en la tienda Walmart cuando empezó el tiroteo, este caso sea para él algo personal, aunque reconoció en la entrevista que estar en el escenario del crimen fue el momento más difícil de su carrera.