Los casos de coronavirus se disparan entre los latinos que no pudieron quedarse en casa

California donde los latinos representan el 39% de la población, registran el 57% de los nuevos casos de COVID-19
Los casos de coronavirus se disparan entre los latinos que no pudieron quedarse en casa
Un estudio en el área de San Francisco encontró que casi todos los pacientes de COVID-19 eran latinos.
Foto: ROBYN BECK / AFP / Getty Images

Durante la pandemia una gran cantidad de trabajadores latinos continuaron trabajando a pesar de las advertencias de las autoridades. Durante las últimas dos semanas no solo el estado de California han registrado un aumento de contagios de COVID-19 entre los latinos que han superado con con creces al resto de la país.

Un análisis de diario The New York Times informó que en los condados de todo el país, al menos un cuarto de la población latina ha registrado un aumento de 32% de nuevos casos en comparación del 15% de otros grupos.

Relacionado: 1.2 millones de familias mixtas son discriminadas por el cheque de estímulo de Trump.

El análisis presentado afirma que los Centros para el Control y la Prevención de enfermedades (CDC) muestran que los latinos constituyen el 34% de los casos a nivel nacional, una proporción mucho mayor que el promedio de 18%. Además subraya un cambio de los brotes en las áreas que se encuentran fuera de las ciudades como el condado de Tulare, California, donde habían evitando los grandes contagios que se registraron en áreas metropolitanas como las ciudades de Nueva York, Nueva Orleans, Chicago y otras áreas metropolitanas.

El aumento en el número de casos en personas de origen latino se ha registrado en estados como California, Florida y Texas pero también en estados como Carolina del Norte donde los latinos representan el 10% de la población pero entre el grupo de población el 46% ha contraído el virus. En Wisconsin, los latinos representan el 7% de la población y el 33% de los casos. En Washington, el peor brote del estado se presenta en el condado de Yakima, donde la mitad de los residentes son latinos., lo mismo pasa en el condado de Santa Cruz que cuenta con la mayor tasa de casos en Arizona, donde la población de origen hispana supera el 84%.

El análisis señala que los condados con una alta proporción de latinos tienen características que los hacen vulnerables la nueva oleada de coronavirus como hogares saturados con una población joven, según informó Jed Kolko, investigador y jefe de Indeed.com, un sitio web de búsqueda de empleo. Los rastreadores de contactos han señalado que en algunas zonas se ha asociado grandes picos de contagios en áreas donde tienen lugar grandes reuniones familiares.

Relacionado: Cómo el IRS recauda los impuestos de los inmigrantes indocumentados a pesar de no recibir ayuda por coronavirus.

Líderes latinos y de derechos civiles exigieron una disculpa al gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, quien atribuyó el fuerte aumento de pruebas positivas de COVID-19 era debido “a la abrumadora mayoría de los trabajadores agrícolas hispanos“. En California donde los latinos representan el 39% de la población, se registra el 57% de los nuevos casos de COVID-19. Un dato relevante señala que las tasas de infección se han mantenido de manera baja en los vecindarios considerados como prósperos, incluidos los ocupados por los latinos que cuentan con un poder adquisitivo alto.

Relacionado: Por qué los hispanos, millennials y los afroamericanos son los grupos más afectados durante la pandemia.

Durante el cierre de la pandemia millones de trabajadores latinos se mantuvieron de pie haciendo que la economía no dejará de funcionar en las plantas de procesamiento de alimentos, en los campos agrícolas, en los hospitales, preparadores de alimentos y muchos otros trabajos que el gobierno consideró como esenciales. Los empleados que contrajeron el virus en el trabajo lo llevaron a casa, ya que cuentan con espacios reducidos que agravan su propagación.

El virus también está rondando a los latinos en todo el estado de California donde en el condado de Imperial, una región predominantemente agrícola al este de San Diego, cuenta con la tasa de contagio más alta del estado, el doble que Los Ángeles y más alta que la del estado de Nueva York. En San Francisco los latinos son el 15% de la población pero representan la mitad de los casos de coronavirus.

Relacionado: Cientos de trabajadores de la industria de la carne en Estados Unidos dan positivo a COVID-19.

Los investigadores sugieren que una de las hipótesis más claras de cómo el virus penetró en la comunidad latina proviene de un estudio dirigido por la Universidad de California en San Francisco en el distrito de Misión. Al trabajar con organizaciones latinas los investigadores examinaron a casi 4,000 voluntarios en un área de aproximadamente seis cuadras. El estudio que analizó un número similar de latinos (40%) y de blancos no latinos (41%) encontró que casi todos los infectados eran latinos y menos del 1% fueron blancos no latinos.

El diario señala en su reporte que la concentración de los impactos de la COVID-19 se registró en las industrias que tiene una población latina mayor como las procesadoras de alimentos o empaquetado de carnes, dijo Phoebe Seaton, codirectora ejecutiva de Leadership Counsel for Justice and Accountability, una organización de derechos civiles con sede en Fresno, California, que está abogando por mayor protección contra el coronavirus en los centros de trabajo.

Relacionado: Los adultos mayores a 65 años tienen menos probabilidad de laborar desde casa acelerando el proceso de su jubilación.

Después de la Pascua el número de personas que contrajeron el virus de la COVID-19 se disparó en el condado de Tulare afectando principalmente a los trabajadores de empresas empacadoras de alimentos.

Aunque se aplicaron medidas sanitarias y mayor distanciamiento social ningún empleado ha fallecido, pero dos de los trabajadores tuvieron que ser hospitalizados, según informó Rachel Cullen, directora general de Ruiz Foods, una empresa con sede en Dinuba, donde 331 empleados se han recuperado de COVID-19 desde el mes de abril y más de 15 aún cuentan con los síntomas de la enfermedad.

Muchos de los trabajadores no creían en la presencia del coronavirus debido a que no conocían a nadie hasta muchos de ellos lo contrajeron.

También te interesará: