Maniquíes y muñecos inflables, la propuesta de dos restaurantes para respetar el distanciamiento social y evitar el coronavirus

Los dueños de los restaurantes diseñaron una estrategia para recibir a sus clientes con un poco de humor
Maniquíes y muñecos inflables, la propuesta de dos restaurantes para respetar el distanciamiento social y evitar el coronavirus
Maniquíes con ropa de 1940 en el comedor del The Inn at Little Washington en el condado de Rappahannock, Virginia.
Foto: Win McNamee / Getty Images

La crisis de la COVID-19 ha llevado a que varios restaurantes en el país utilicen la creatividad para reabrir sus instalaciones utilizando maniquíes y muñecos de tamaño real para llenar los huecos que dejará el distanciamiento social.

The Inn at Little Washington en Virginia, tiene planeado reabrir sus puertas el 29 de mayo respetando las reglas del estado y admitiendo solo el 50% de su aforo.

Su excéntrico chef Patrick O’Connell utilizará maniquíes para simular comensales creando un espacio entre los invitados reales.

Relacionado: El COVID-19 transforma un table dance en restaurante de comida rápida con servicio de drive thru.

Los maniquíes utilizarán un atuendo de los años cuarenta y al igual que el personal de servicio quienes de manera adicional utilizaran mascarillas personalizadas que llevarán estampadas la sonrisa de Marilyn Monroe y la Barba de George Washington.

Los clientes ficticios también serán atendidos para simular que el establecimiento se encuentra en su máxima capacidad.

Relacionado: Luchadores mexicanos confeccionan mascarillas para sobrevivir y ganar la batalla al COVID-19.

En Carolina del Sur el restaurante The Open Hearth también abrirá por primera vez desde el 17 de marzo.

Sus dueños buscan que el establecimiento luzca llenó por lo que utilizaran 10 muñecos inflables que han sido vestidos como clientes y estarán ubicados a menos de 6 pies respetando el distanciamiento social, así lo reportó la WYFF-TV.

De manera adicional el negocio utilizará menús desechables y sus empleados portarán mascarillas.

“En lugar de utilizar cinta amarilla o clausurar las mesas vacías pensé: Vamos a hacer que el restaurante parezca lleno”, dijo al canal Paula Starr Melehes, propietaria del lugar.

Los muñecos fueron adquiridos en Amazon y han sido colocados en los lugares donde no habrá comensales.

“Mi nieto me dijo que se ven un poco espeluznantes, pero creo que cuando la gente entre y los vea se reirá”, dijo Melehes.

Relacionado: Video que muestra las monumentales filas durante la reapertura de tiendas en Francia se hace viral.

El restaurante que fue desinfectado el lunes, tomará la temperatura a todos sus visitantes y empleados.

El establecimiento abrió por primera vez hace 61 años por el suegro de Melehes.  “Estaremos haciendo todo lo posible para que nuestros clientes se sientan bien, no queremos que el virus nos detenga”.

También te interesará: