Fue un alivio saber que estaba vivo: La familia de Andrew Toles llegó a pensar que había fallecido en la indigencia

El expelotero de los Dodgers ha sido diagnosticado clínicamente con trastorno bipolar y esquizofrenia
Fue un alivio saber que estaba vivo: La familia de Andrew Toles llegó a pensar que había fallecido en la indigencia
El paradero de Andrew Toles nuevamente es desconocido.
Foto: Christian Petersen / Getty Images

Luego de darse a conocer la semana pasada que el expelotero de los Dodgers de Los Ángeles Andrew Toles había sido arrestado en las inmediaciones del Aeropuerto de Key West, en Florida, la familia del jugador de 28 años de edad sintió alivio al saber de su paradero, luego de que llevaba semanas sin que supieran de él, pensando incluso en que habría fallecido en la indigencia.

Sin embargo, los familiares de Toles vuelven a estar en el mismo lugar desde el inicio del calvario de Andrew, ya que al difundirse la noticia de su arresto, una persona de buena fe pagó la multa de $500 dólares que se le había fijado para su liberación antes de que algún familiar pudiera acudir, por lo que nuevamente se desconoce su paradero.

Cuando salió la noticia, la respuesta del público fue muy diferente a la de mi familia…Cuando la gente vio la foto de mi hermano, fue como, ‘¡Oh, Dios mío! Lo han arrestado”, confesó Morgan Toles, hermana de Andrew en entrevista para USA Today. “¿Saben lo que mi familia sintió? Alivio. Es una locura decirlo, pero la foto de la ficha policial, en realidad, fue lo mejor de la historia. No sabíamos si estaba vivo o muerto”, agregó.

“Esto ha estado sucediendo durante el último año y medio”, dijo Morgan, “es sólo que es la primera vez que se ha hecho público”, destacó su hermana, quien también relató como Andrew pasó un mes en prisión en Hong Kong durante las vacaciones, luego de ser arrestado por robar comida en una gasolinera, por lo que pudo retornar a Estados Unidos gracias a la intervención de la embajada, pero a su regreso, volvió a desaparecer.

Andrew Toles, quien ha sido diagnosticado clínicamente con trastorno bipolar y esquizofrenia, ha mantenido una vida errática huyendo de un lugar a otro e ingresando en al menos 20 clínicas de salud mental sin que su familia pueda seguirle el rastro, ya que no se les ha concedido la custodia legal de Andrew por su condición, situación que tiene en la angustia permanente a sus seres queridos.

Te recomendamos:

¿’Big Papi’ es un ‘Bad Daddy’?: Las distintas caras de la paternidad de David Ortiz